Carmen Calvo: «El deseo de la paternidad no implica el derecho a la paternidad»

    La nueva ministra de Igualdad hace una defensa de los derechos de los niños a tener padre y madre que deja ojiplático a cualquiera. Rechaza legislar sobre los vientres de alquiler alegando que sólo está regulado en 12 países, y en los que no está regulado, en muchos está penalizado.

    0
    La ministra de Igualdad, Carmen Calvo, durante la comparecencia de este miércoles 20 de junio en el Congreso.
    La ministra de Igualdad, Carmen Calvo, durante la comparecencia de este miércoles 20 de junio en el Congreso.

    Ciudadanos continúa con su campaña por regular los vientres de alquiler y tras la aparición de Albert Rivera en un programa televisión defendiendo su regulación de manera que las mujeres que quieran hacerlo de manera altruista puedan hacerlo -y siguiendo algunos requisitos-, el rechazo en otro programa a los vientres de alquiler de Irene Montero, y las declaraciones de Carmen Calvo criticando los vientres de alquiler, hoy Ciudadanos ha acudido al Congreso.

    La representante de Ciudadanos ha pedido a la ministra de Igualdad que se disculpara por sus palabras a lo que la ministra no solo no lo ha hecho, sino que se ha mantenido en su postura y el resto de diputados socialistas la ha aplaudido, por lo que se han mostrado de acuerdo.

    Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

    Haz un donativo ahora

    El primer golpe recibido ha sido cuando Patricia Reyes ha señalado que con la negativa a regular los vientres de alquiler, se está menospreciando a los LGTBI. Y eso es muy peligroso, porque el lobby LGTBI, y más en el por ellos declarado, mes del orgullo, puede ser un mal enemigo. Aunque claro, la diputada de Ciudadanos no ha tenido en cuenta que los vientres de alquiler son apoyados por las parejas homosexuales de hombres, pero no tanto por las parejas lesbianas –digamos que ellas no necesitan un vientre donde gestar-.

    Pero yendo a la respuesta de la ministra de Igualdad Carmen Calvo, uno se queda ojiplático. En primer lugar, porque se puede compartir casi en su totalidad los argumentos de peso esgrimidos por ella. Y en segundo lugar porque los argumentos más demagógicos, les sirven igual para un roto que para un descosido.

    Que la ministra use el argumento de que apenas 12 países han regulado el asunto para dejar de regularlo es bastante pobre

    Carmen Calvo ha afirmado que «apenas 12 países del mundo han regulado sobre la materia; el resto, no. Y en muchos de ellos está penalizado». ¿Eso es un argumento? Como dice la ministra… «Reflexione». Cuando se aprobó el matrimonio homosexual en España, sólo estaba aprobado en apenas un par de países, y pese a ello se legisló; la adopción de menores por parejas homosexuales tampoco está regulada en muchos países -sólo estaba regulado en cuatro cuando España lo permitió- y como diría la ministra «está penalizado». Pero en España se legisló para que puedan adoptar. Y ahora estamos a vuelta con la eutanasia. ¿Cuántos países la ha aprobado? Menos de 10 y sin embargo aquí en España están erre que erre. ¿Ese argumento no sirve en este caso?

    Que la ministra use el argumento de que apenas 12 países han regulado el asunto para dejar de regularlo es bastante pobre. Y eso que comparto la opinión de que es los vientres de alquiler son una cosificación de la mujer -como muchas otras cosas, por otro lado, que sin embargo el PSOE defiende sin rubor-.

    Yendo a los argumentos de más peso, la ministra tienen razón en que hay que distinguir los deseos de los derechos. De la misma manera que uno puede desear ser millonario, pero eso no implica que tenga derecho a serlo -a menos que trabaje duro para lograrlo-, que uno desee ser padre, no le da derecho a serlo, y a serlo bajo cualquier circunstancia. Y seguro que muchos de los padres y madres que quieren serlo serían unos padres maravillosos, pero no se puede todo.

    Porque como dice la ministra, lo principal son los derechos de los niños, no de los padres. Y uno se pregunta: ¿por qué no se hicieron esta pregunta cuando se aprobó la adopción de menores por parejas homosexuales? Se esgrimió el derecho de las parejas homosexuales a tener hijos. ¿Y dónde quedó ahí la prioridad de los derechos de los menores, del derecho de un niño a tener un padre y una madre?

    Y para concluir, una frases de estas que irán a los anales de la historia. «La gestación no puede estar separada del parto«. Esta se unirá al «dinero público no es de nadie», o cuando confundió «Calvo dixit», y ella respondió enfadada pensando que la habían insultado llamándola «Pixie Dixie» -los dos famosos ratones de unos dibujos animados. Así que por si no lo sabían, «la gestación no puede estar separada del parto».

    Comentarios

    Comentarios