¿Es verdad la foto de un hombre lavando bebés abortados en Brasil?

    La imagen es estremecedora: un hombre lava los cuerpos de bebés abortados. Se ha hecho viral a través de las redes sociales. Lejos de Brasil, en el sureste asiático, se desarrolla, desde hace años, una espectacular y callada labor para defender la dignidad de quienes fueron matados y tirados a un cubo.

    0
    En Vietnam llevan años recogiendo fetos abortados de los cubos de basura para enterrarlos con dignidad.
    En Vietnam llevan años recogiendo fetos abortados de los cubos de basura para enterrarlos con dignidad.

    Dese hace algunos días, una fotografía está recorriendo las redes. La imagen es de impacto. Un hombre de mediana edad, calvo, está en cuclillas, con mascarilla y guantes -brazos tatuados- al tiempo que sostiene en sus manos un bebé. A su alrededor, al menos se identifican otros ocho cuerpos de nonatos y se intuyen algunos más, tapados con delicadeza con telas que parecen de algodón.

    Todos ellos está situados sobre unas bandejas de plástico, depositadas en un suelo de baldosas grisáceas. A su espalda, un amasijo de bolsas de plástico negras y rojas. Y asu lado, una palanga con agua un tanto turbia. La escena es dantesca. En efecto, se trata de niños muertos. Por ser más concretos, son seres humanos abortados, matados a propósito, antes de nacer.

    Algunas personas creen que La Sexta da información.

    Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

    Suscríbete ahora
    La imagen de un hombre lavando varios fetos se ha hecho viral.
    La imagen de un hombre lavando varios fetos se ha hecho viral.

    La imagen, sin embargo, no es de Brasil. Ni tampoco reciente, sino de principios de este año. Según explica el portal CultureShiftForLife.com, la instantánea fue tomada en el mes de marzo en Vietnam.

    Todo empezó en el año 2000, cuando un vecino de Soc Son descubrió un bebé abortado y lo enterró

    Su protagonista, al que una página vietnamita otorga el nombre ficticio de TQ Cuong, es miembro de un grupo de voluntarios que sale cada noche a recuperar los cuerpos de estos bebés de los cubos de basura de los negocios abortistas de Hanoi, capital del antiguo Saigón. Otros son niños abandonados al nacer.

    Cada 15 días, y después de lavarlos cuidadosamente con vino de jengibre, celebran una ceremonia de inhumación en el cementerio de Doi Coc, en el distrito de Soc Son, a unos 20 kilómetros de la principal ciudad vietnamita. En este cementerio se acumulan desde hace lustros miles y miles de cuerpos pues en cada enterramiento se pueden acumular hasta 1.000 cuerpos. Antes de depositarlos en las enormes fosas comunes, los bebés son envueltos con mimo y destreza en unos paños y luego introducidos en unas cajas con flores.

    Cajas preparadas para uno de los entierros quincenales de bebés abortados en el cementerio de Doi Coco, cerca de Ha Noi (Vietnam).
    Cajas preparadas para uno de los entierros quincenales de bebés abortados en el cementerio de Doi Coco, cerca de Ha Noi (Vietnam).

    Todo empezó en el año 2000, cuando un vecino de Soc Son descubrió un bebé abortado y lo enterró. «Se supone que deberían haber nacido, pero por alguna razón no lo hicieron. Sin embargo, no se merecen ser abandonados», explicaba en 2012 el responsable del cementerio Nguyen Van Thao al diario Vietnam News, que realizó un reportaje cuando el camposanto comenzó a hacerse conocido incluso para los turistas occdentales. «Tratamos de hacer todo lo posible para asegurarnos de que nuestros actos ayudan a aliviar el sufrimiento de esas almas», subrayaba Thao.

    Aborto en Vietnam

    Vietnam es una de las naciones del mundo con un mayor índice de abortos del mundo, siendo líder en Asia. No en vano, un informe de la Organización Mundial de la Salud publicado en 1999 ya alertaba de que en el país, entre 1976 y 1987, el número de abortos se había incrementado desde los 70.000 a los más de 800.000 abortos anuales y en el año 1995 ya se había provocado antes de nacer la muerte a 1,3 millones de seres humanos.

    Estas cifras se refieren en exclusiva al sistema público de salud. Sobre la red de establecimientos privados de la industria del aborto el informe consigna que «el número de abortos que son realizados en el sector privado es desconocido, pero se estima que también sea elevado».

    Según datos oficiales del Hospital Central de Obstetricia de Hanoi, alrededor del 40% de los embarazos terminan en aborto, lo que supone que cada mujer en edad fértil tiene un promedio de 2,5 abortos provocados de media. Sólo este hospital de Hanoi realizó 29.000 abortos en 2015.

    Según refería hace menos de un año el diario vietnamita Tuoi Tre News, en el país asiático se realizan entre 250.000 y 300.000 abortos al año según las cifras oficiales ofrecidas por el ministro de Sanidad Mai Xuan Phuong.

    También te puede interesar:

    Dan sepultura a 36 bebés víctimas del aborto en Ecuador

    Comentarios

    Comentarios

    Nicolás de Cárdenas fue inoculado por el virus del periodismo de día, en el colegio, donde cada mañana leía en su puerta que “la verdad os hará libres”. Y de noche, devorando los tebeos de Tintín. Ha arribado en su periplo profesional a puertos periodísticos de papel, internet, televisión así como a asociaciones cívicas. Aspira a morir diciendo: "He combatido bien mi combate, he corrido hasta la meta, he mantenido la fe".