El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau / Wikipedia
El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau / Wikipedia

Por Jonathan Van Maren.

Una vez más, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, y su Partido Liberal aparecen en las noticias por obligar a la empresas que quieren contratar becarios en verano con fondos públicos a apoyar el aborto. 

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Que Justin Trudeau sea “proabortista” no resulta ninguna sorpresa, pero uno tiene que preguntarse de dónde viene su pasión por el aborto, y es que el primer ministro canadiense no da puntada sin hilo:

  • Prometió 81 millones de dólares al Fondo de Población de las Naciones Unidas, que financia el aborto.
  • Presionó a la Isla Príncipe Eduardo para que legalizase el aborto, bajo amenaza de retirada de fondos.
  • En respuesta al recorte de fondos al aborto por Trump, anunció un nuevo fondo promocionar el aborto donde dejase de hacerlo EEUU.
  • En su visita a Irlanda, Trudeau presionó al líder irlandés Leo Varadkar para que legalizase el aborto.
  • Y su gobierno insistió en que una diputada conservadora no podría convertirse en presidenta del comité sobre el Estatuto de la Mujer debido a sus puntos de vista provida .

Los Primeros Ministros liberales anteriores han sido unánimemente proabortistas, pero ninguno de ellos había exhibido el nivel de pasión que muestra Justin Trudeau por la causa del aborto. 

Los que le han llevado la contraria con este tema reconocen que para él es uno de sus principios más preciados, y que es mucho más que un mero elemento en su lista progresista.

Trudeau, como sus acciones durante el corto periodo que lleva como primer ministro -desde 2015-, prueba sin lugar a dudas que intenta usar su tiempo en el cargo para expandir el acceso al aborto en Canadá, financiar abortos en países en desarrollo y recatalogar a los canadienses provida como ciudadanos de segunda clase privados del mismo acceso a los programas gubernamentales que el resto de ciudadanos.

Su padre, Pierre Trudeau, ex primer ministro canadiense, fue quien despenalizó el aborto en 1969

Pero, ¿de dónde proviene esta pasión?

Poco después de la elección de Trudeau en octubre de 2015, eché un vistazo a uno de los motivos: la familia Trudeau está profundamente arraigada en la Revolución Sexual.

Su padre, Pierre Trudeau, ex primer ministro canadiense, fue quien despenalizó el aborto en 1969. Estuvo casado con Pierre con Margaret, la madre de Justin y tuvieron una relación bastante tormentosa -él la le dejó un ojo morado al menos una vez-.

Pero a pesar de enlace, el apetito sexual del padre de Justin siguió mostrándose legendario, e incluso alardeó de sus novias con su joven esposa (tenía 30 años menos que él) cuando se rompió su matrimonio.

Lo más significativo es que cuando Pierre engendró a una hija con la abogada Deborah Coyne a la edad de 71 años, se tomó el trabajo de informar a Coyne de que no deseaba ser padre de su única hija, e incluso las desanimaba a vivir en la misma ciudad que él.

Pero tal vez la clave para comprender la pasión de Justin Trudeau por el aborto puede residir en su madre.

Su madre reconoció en una entrevista que abortó con 17 años, uno antes de conocer al padre de Trudeau

Margaret Trudeau expresó su apoyo al aborto y al control de la natalidad desde muy temprano, declarando que sus puntos de vista sobre esos temas eran “muy liberales”.

Más tarde, en una desafortunada entrevista que concedió a Playgirl en 1979 –que Vanity Fairse calificó como “uno de los mayores errores de su vida”-, relató, entre otras cosas, que tuvo un aborto a los 17 años.

Uno se pregunta si el hecho de que el medio hermano de Justin Trudeau fuera abortado, un año antes de que Margaret conociera a Pierre con 18 años, le ha hecho meditar a Justin alguna vez sobre el tema, o si esa revelación le ha ilustrado o ratificado en su propio apoyo al aborto.

Margaret, al igual que Pierre, tenía opiniones bastante esquizofrénicas sobre el aborto. Después de dar a luz a sus propios hijos –el mismo Justin fue el primero- notó que, “porque he estado embarazada y dado vida, me he encontrado personalmente con ello, realmente creo que un niño está vivo desde el momento en que se concibe, esto es una mezcla de un sentimiento espiritual y físico. Eso no significa que no crea que las mujeres deberían tener acceso al aborto. Realmente veo muchos casos en los que es el mejor camino”.

Trudeau durante el desfile del orgullo gay en Toronto con su familia.
Trudeau durante el desfile del orgullo gay en Toronto con su familia.

Uno se pregunta si se aquí se estaba refiriendo al aborto del medio hermano o hermana de Justin.

A medida que el nefasto matrimonio entre Pierre y Margaret se colapsaba estrepitosamente, Margaret emprendía el camino hacia una tormentosa vida de drogas, bebida y promiscuidad, intentando escapar de sus problemas de salud mental y luchando contra la depresión.

Los tabloides lo explotaron con ansia y las fotografías de su baile en Studio 54 fueron noticia en Canadá. Viajó con estrellas del rock, tuvo aventuras con destacadas celebridades y se convirtió en un símbolo cultural de la Revolución Sexual.

Cuando el pilar del amor de una madre se dobla y sale por la puerta principal, ¿cómo evitar que se derrumbe el techo?

De vez en cuando, llegaba a casa para ver a sus hijos. Como contó el escritor Jonhatan Kay después de trabajar con Trudeau en sus memorias :

Lo que queda en mi memoria son las historias de su infancia. Una cosa es que papá se vaya. Eso sucede continuamente, por desgracia. Pero cuando mamá se va, es algo muy diferente. Estamos condicionados a pensar en el amor de una madre como el único pilar emocional inquebrantable de la vida de un niño. Cuando ese pilar se dobla y sale por la puerta principal, ¿cómo evitar que se derrumbe el techo?

Mucha gente común nunca se recupera psicológicamente de ese tipo de rechazo. Y el caso de Justin estaba lejos de ser ordinario, porque todo el mundo sabía que se quedaría sin madre. Ahí estaba ella, en las páginas de las revistas de mala calidad, de fiesta medio desnuda en Studio 54. Los compañeros de clase de Trudeau le mostraron esas fotos en la escuela.

La necesidad de lidiar con el rechazo materno no solo define a Justin Trudeau. Define las actitudes de las personas a su alrededor. Una vez que entras en su mundo y sabes algo sobre el dolor emocional que experimentó cuando era joven, el conocimiento arrasa con la metafórica ‘infancia dorada’. ¿De qué sirve la ostentación de ser el hijo de un primer ministro cuando estás viviendo una infancia reseca de leche materna?

Trudeau y su madre repararon su relación cuando Margaret se dio cuenta del impacto que la enfermedad mental estaba teniendo en su comportamiento y buscó ayuda en lo que se convertiría en un recorrido muy público. Pero, como señala Kay, sus acciones -y sus salidas- han hecho mucho para forjar al hombre que ahora sirve como primer ministro de Canadá.

Trudeau adora a su madre, y obviamente también adoraba a su padre. Uno tiene que preguntarse: ¿las acciones y el estilo de vida de su padre y la confesión de su madre a la revista Playgirl sobre su propio aborto informan no solo sobre las creencias de Trudeau, sino también sobre su pasión por el aborto?

¿Desarrollaron estas circunstancias la conceptualización de Trudeau sobre el aborto, no como un “mal necesario”, como dirían algunos políticos, sino como algo genuinamente bueno?

Este artículo se publicó originalmente por Jonathan Van Maren en LifeSiteNews. Traducido por Cristina Castro.

 

Comentarios

Comentarios