Los devastadores efectos de la política del hijo único en China

    El número de nacimientos cayó en 2017 en China, pese al abandono de la política del hijo único y a la posibilidad para las parejas de tener dos hijos. El país ahora se enfrenta a la perspectiva sombría de tener muy pocos jóvenes para impulsar su economía o apoyar al elevado número de ancianos. ¿Impondrá por decreto el gobierno comunista el embarazo obligatorio?

    0
    La tasa de natalidad ha descendido considerablemente en China y se prevé que lo siga haciendo.

    China había pronosticado un baby boom después de la derogación de la política del hijo único. El gobierno comunista pensaba que con la nueva norma de dos hijos por pareja aumentaría en al menos 20 millones la población, puesto que hablamos del país con la población de ancianos más grande del mundo. Sin embargo, la previsión falló.

    En 2017 solo se produjeron 17.2 millones de nacimientos y las cifras preveen que la tasa de natalidad descenderá drasticamente en los próximos años.

    Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

    Haz un donativo ahora

    Steven W. Mosher, presidente del Population Research Institute, explica en un artículo en Breibart por qué las políticas comunistas del gobierno de China iban en la dirección equivocada.

    Decenas de millones de mujeres han sido eliminadas mediante abortos de selección de sexo e infanticidio femenino. Como consecuencia de ello, hay menos mujeres en edad fértil y una mayor caída en la tasa de natalidad. Tanto es así que el número de recién nacidos disminuirá a 16 millones después del 2020, según las proyecciones del Gobierno.

    La población está envejeciendo a un ritmo más rápido del esperado lo que conlleva escasez de trabajadores, estudiantes y bebés

    La población está envejeciendo a un ritmo más rápido del esperado lo que conlleva escasez de trabajadores, estudiantes y bebés por lo que el país ahora se enfrenta a la perspectiva sombría de tener muy pocos jóvenes para impulsar su economía o apoyar al número de ancianos.

    La población envejecida más grande del mundo

    Actualmente, con 158 millones de personas mayores de 65 años, China tiene la población envejecida más grande del mundo. Y debido a los estragos de la política del hijo único, está mal preparada para una sociedad que envejece. «Cuarenta años de propaganda anti-natal y anti-infantil han dejado su huella», espeta Mosher.

    Durante años, las autoridades se jactaron del «éxito» de la política del hijo único, afirmando orgullosos que habían eliminado a 400 millones de personas. Hoy, a medida que el número de nacimientos disminuye, los políticos discuten preocupados qué medidas pueden tomar para aumentar la tasa de natalidad.

    Según cuenta el presidente Population Research Institute, estos esfuerzos parecen enfocarse en ofrecer incentivos a las parejas para que tengan más hijos, como por ejemplo, desgravaciones fiscales y subsidios.

    El problema está en que mientras países asiáticos como Japón o Corea del Sur, que sufren el mismo problema demográfico, se han enriquecido antes de envejecer, en China ha ocurrido al revés. El resultado de su equivocada política hace que esté envejeciendo antes de ser rica.

    Si la cosa no cambia, los líderes comunistas terminarán ordenando a su pueblo que procreen por decreto

    Si la cosa no cambia, los líderes comunistas terminarán ordenando a su pueblo que procreen por decreto. Después de todo, ya se hacía con la política del hijo único.

    Los mismos funcionarios que han sido responsables durante décadas de abortos forzados y esterilizaciones no tendrán escrúpulos para imponer el embarazo de manera obligatoria, si se les ordenara hacerlo.

    Comentarios

    Comentarios