Participantes en la I Reunión de trabajo de grupos por vida y pro familia de Iberoamérica.
Participantes en la I Reunión de trabajo de grupos por vida y pro familia de Iberoamérica.

En Lima se celebró el Primer Workshop Iberoamericano “Marcha por la Vida” con la participación de representantes de 17 países y que finalizó con un homenaje al cardenal Juan Luis Cipriani, arzobispo de Lima, en reconocimiento por su liderazgo y ejemplo de lucha por el respeto a la vida y la promoción de la familia.

Las manifestaciones públicas masivas a favor de la vida y la familia se multiplican en todos los países, en ciudades importantes y en pequeñas. Y también aumentan en número de gente que va a esas marchas y la participación política de esas mismas personas. Los fenómenos de Trump, Bolsonaro y algunos otros están recibiendo de una manera u otra este apoyo ciudadano cuya cotización sigue al alza en el ámbito político.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Marchas por la Vida, Frentes Nacionales por la Familia, protestas #ConMisHijosNoTeMetas y Olas Celestes que Salvan las 2 Vidas son la expresión de quienes ya se hartaron de una dictadura política e ideológica que se ha empeñado en terminar con los valores fundamentales de la humanidad. Están diciendo basta frente a un poder que quiere seres humanos desarraigados de valores y de vínculos con otros seres humanos, una forma de gobernar que quiere convertirse en fuente de satisfacciones de lo que llama “derechos”, pero que en realidad no son otra cosa que dádivas a cambio de la sumisión absoluta.

“Los ciudadanos pro vida y pro familia han ido dejando gradualmente el énfasis que ponía en los libros y debates académicos para complementarlo con el enfoque político”

Las malas noticias para el establishment que ha optado por el “enfoque de género”, los “ecologismos” anti seres humanos y tantos otros discursos del marxismo cultural es que la espiral del silencio se acabó. Organizaciones sociales, políticas y religiosas han percibido que esta es una batalla de supervivencia y de ahí que salgan a militar con tanta energía y decisión. La constatación de que “van a por tus hijos” y de que quieren legislar sobre sus familias, sus creencias y su vida sexual ha despertado muchas conciencias y voluntades.

Poco a poco han ido destruyendo mitos sobre la participación política y sus prejuicios contra la expresión pública de sus opciones políticas. El imperio de lo políticamente correcto, impuesto por medio del bullying social y el apoyo cada vez más grande de los Estados, está empezando a entrar en su etapa final.

Y así las calles se llenaron de protestas. Y cuando los medios de comunicación, al servicio del establishment, no reportan las grandes mayorías en las calles marchando, cortando calles, colapsando ciudades enteras, las mentes y los corazones se llenan de una justa rebelión, que ahora se convierte en acción. La misma rebelión que a lo largo de la historia han terminado con aquellos sistemas de poder político que parecían indestructibles.

Los ciudadanos pro vida y pro familia han ido dejando gradualmente el énfasis que ponía en los libros y debates académicos para complementarlo con el enfoque político. Sobre la base a algunas buenas prácticas se van organizando y profesionalizando en todo, también en sus manifestaciones públicas, dándoles todo el alcance que estas requieren para ser herramientas efectivas para el bien.

En este contexto se acaba de celebrar en Lima el Primer Workshop Iberoamericano “Marcha por la Vida”, con la participación de representantes de 17 países. El objetivo fue precisamente intercambiar el conocimiento desarrollado en estas manifestaciones masivas durante más de una década, y así mejorar impacto político y mediático de las mismas.
Por supuesto, la ubicación de este transcendental evento no es casualidad. El alto nivel de profesionalismo, el impresionante número de participantes y repercusión e impacto de la Marcha por la Vida de Lima fueron decisivos para la convocatoria. Tampoco es casual que este Workshop haya finalizado con un homenaje al liderazgo del cardenal Juan Luis Cipriani, arzobispo de Lima y primado del Perú, su gran inspirador y promotor.

Monseñor Adriano Tomasi Travaglia, OFM, obispo auxiliar de Lima, recoge el premio en representación del cardenal Juan Luis Cipriani.
Monseñor Adriano Tomasi Travaglia, OFM, obispo auxiliar de Lima, recoge el premio en representación del cardenal Juan Luis Cipriani.

Jesús Magaña, Presidente de Unidos por la Vida de Colombia felicitó al Cardenal Cipriani por su valiente defensa de la vida y de la familia. “El Cardenal Juan Luis ha sido un gran ejemplo y un motivo de esperanza para todo el movimiento pro vida en el mundo, en especial para el de Colombia. Su actitud entusiasta, clara, firme y alegre en la defensa de los niños por nacer nos ha demostrado que es posible pensar en grande para servir al Señor de la Creación. Nos ha inspirado en especial la gran Marcha por la Vida de Lima, pues con su masiva presencia nos empuja en otros países a seguir su ejemplo y nos reafirma en este apostolado. Muchas gracias por toda su labor pastoral, por su testimonio de vida, por su entusiasmo y trabajo incansable. Son un ejemplo imperecedero y motivo de constante edificación en nuestras vidas…”.

Por su parte, Luis Losada, editor para Hispanoamérica de la plataforma digital CitizenGO, remarcó su rol de liderazgo: “El cardenal Cipriani ha sido el alma de la Marcha por la Vida de Lima, el principal evento pro vida del mundo con impacto directo en toda la región. Es difícil pensar en el éxito de la Ola Celeste sin la Marcha por la Vida de Lima. Por la defensa eficaz de los descartados más pequeños, mil gracias, cardenal”.

Tuve el gran honor de participar en la organización del encuentro y desde el inicio noté un gran interés en todos los organizadores de estas manifestaciones públicas en los países de la región. Tanto de compartir sus buenas prácticas como de rendirle un merecido homenaje al cardenal Cipriani. Cada uno aportando lo mejor de sí. En nuestro caso, a la División RELEASE de Population Research Institute le tocó compartir las herramientas de participación ciudadana usadas en la Marcha por la Vida de Lima en la ponencia inicial del workshop

Sin duda, este encuentro ha servido como punto de partida para intercambiar experiencias y articular internacionalmente las próximas manifestaciones ciudadanas del 2019 en adelante.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Director de la Oficina para América Latina del Population Research Institute con dedicación a tiempo completo al desarrollo de herramientas de participación política en RELEASE, división de Population Research Institute, con consultorías y cursos de entrenamiento a más de 100 organizaciones pro vida y pro familia en 18 países de América Latina, España y Norteamérica. Coautor del libro 'Análisis de Escenario con Mentalidad de Ajedrecista' (2012) y 'Que no decidan por ti. Todos pueden hacer política en la era de la posverdad' (en prensa).