Merkel posa junto a un refugiado.

Angela Merkel tiene cada vez más cerca la victoria para repetir nuevamente como canciller de Alemania tras el debate televisado del 3 de septiembre con Martin Schulz, candidato del partido socialdemócrata alemán (SDP).

Si los alemanes votaran ahora, según las encuestas, la coalición de Merkel (CDU), junto a su partido hermano bávaro, obtendría el 39 por ciento de los votos. Schulz obtendría el 22 por ciento y Alternativa por Alemania (AfD) el 8 por ciento.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Gane quien gane, Alemania seguirá asomándose al abismo multicultural

La CDU tiene varias alternativas para formar gobierno. La primera, CDU/CSU junto al SPD. La segunda, buscar el apoyo de Los Verdes y otros partidos minoritarios.

Schulz (SPD) y Merkel (CDU).
Schulz (SPD) y Merkel (CDU).

Ambas elecciones pasan por una política pro Unión Europea, pro multiculturalismo y pro inmigración masiva.

Virtualmente, Merkel y Schulz tienen la misma visión sobre puntos clave: desean fortalecer la Unión Europea en detrimento de las soberanías nacionales, potenciar la política inmigratoria pese al gran rechazo de la población, consolidar el multiculturalismo –pocos se acuerdan ya de cuando Merkel en 2010 admitió que el multiculturalismo había fracasado– y perseguir y arrinconar en todo lo posible a la extrema derecha.

Censura gubernamental

La obsesión por eliminar la disidencia se hizo palpable durante el cara a cara de la semanada pasada. Schulz definió a los miembros de Alternativa por Alemania como “penosos y repulsivos” mientras que les criticaba su “voluntad de conseguir beneficios políticos con el sufrimiento de los refugiados”.

El “Ministerio de la Verdad” orwelliano ya existe, está en Alemania

El Gobierno alemán aprobó recientemente una ley mediante la cual se podrá multar a los medios de comunicación y a los grandes de Internet –Facebook, Google y Twitter- con hasta 50 millones de euros si no remueven lo que ellos consideren como “contenido ofensivo” en un plazo no superior de 24 horas.

El “Ministerio de la Verdad” orwelliano ya existe, está en Alemania. Dentro de poco lo estará en toda Europa, como se deduce de este análisis de Gatestone Institute.

También te puede interesar: 

Los cristianos alemanes, obligados a esconder sus cruces y biblias ante los ataques de musulmanes

 

Comentarios

Comentarios