Federico Sboarina, alcalde de Verona, comprometido a combatir el adoctrinamiento LGTBI.Federico Sboarina, alcalde de Verona, comprometido a combatir el adoctrinamiento LGTBI.
Federico Sboarina, alcalde de Verona, comprometido a combatir el adoctrinamiento LGTBI.

Lo prometió en campaña electoral y, contrariamente a lo que estamos acostumbrados los ciudadanos, lo ha cumplido. Y la polémica está servida, porque rompe con lo políticamente correcto.

El alcalde de Verona, Federico Sboarina (46 años), de centro derecha, ha decidido retirar todos los libros que promocionan la ideología de género de las escuelas y las bibliotecas infantiles, tal y como se comprometió en su programa electoral.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

En él, se estipulaba de forma clara que, de salir elegido, emprendería una “lucha contra la propagación de las teorías de género en las escuelas” que se concretaba en “la retirada de las bibliotecas y escuelas municipales o afiliadas (incluyendo guarderías) de libros y publicaciones que promueven la igualdad de la familia natural a las uniones de personas del mismo sexo”, según recoge la Nuova Bussola Quotidiana.

Aún más, la propuesta electoral del alcalde incluye el compromiso de “rechazar todas las iniciativas (resoluciones, mociones, agendas, recogida de firmas, orgullo gay, etc.)” que choquen con valores como la defensa de la vida, la familia, el matrimonio o el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos.

La izquierda ha sacado del baúl de argumentos milenarios las referencias a lo que ellos consideran que fue la Edad Media y, como no, a la Inquisición

Avalancha de críticas

Desde diferentes instancias se ha criticado con dureza que el alcalde cumpla con lo que ha prometido a los ciudadanos, que le han elegido mayoritariamente.

Por ejemplo, la Asociación Italiana de Bibliotecas habla de «amenazas de censura»; y la Unión Internacional de Editores reclamó «revisar los aspectos censores» anunciadas en su programa electoral.

Mientras tanto, en el frente político, la izquierda ha sacado del baúl de argumentos milenarios las referencias a lo que ellos consideran que fue la Edad Media y, como no, a la Inquisición. El diputado Diego Zardini, en concreto, señaló el «oscurantismo medieval del recién elegido alcalde de Verona».

Pese a todo, el ejecutivo local de Verona parece dispuesto a aguantar el chaparrón y no arrugarse para cumplir su compromiso con los votantes.

Abogado de profesión, casado y sin hijos, Sboarina cree en la familia y en los valores de la cultura católica, según consta en su página web de la alcaldía de Verona.

También te puede interesar:

El lobby LGTBI crea una campaña para inculcar la «homosexualidad en los animales» a los ninos

Comentarios

Comentarios