Pedro Sánchez y Pablo Casado, en una imagen de archivo.
Pedro Sánchez y Pablo Casado, en una imagen de archivo.

El PP ha aceptado pactar la llamada “nueva normalidad” a cambio de tramitar vía ley para permitir enmiendas. De esta manera el PSOE consigue sumar a los ‘populares’ al consenso con Podemos, ‘naranjitos’ y PNV. Quedan fuera los nacionalistas catalanes y Vox. Quizás una ‘nueva normalidad’ política.

Casado se ve empujado por un Feijóo que quiere mostrarse como “moderado” y al que Cayetana molesta con su oposición al gobierno. Quizás sea la ‘oposición útil’. Pero quizás sea el abrazo del oso. Porque Sánchez tiene la virtud de fagocitar los acuerdos. Podemos ya estaba desactivado desde el chalet, pero ahora saben mejor que ayer que fuera del gobierno hace mucho frío.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Por eso transigirán con todo. Máxime cuando su discurso anticloacas ha quedado desactivado. Las cloacas eres tú… ¿Y no es un peligro para la seguridad nacional que Iglesias controles el CNI? Lo es. Porque su fidelidad a España es manifiestamente mejorable. Y sus afinidades bolivarianas nos colocan en riesgo de deriva haca el narcoestado. Pero está controlado. En el pecado de pedir seguridad para su mansión lleva su penitencia… Él se revuelve y sus ‘seguratas’ discuten con los beneméritos. Pero sabe que está cercado.

Entonces, ¿por qué Sánchez opta por mantenerle? Porque sabe que se lo comerá todo. Porque el riesgo está controlado y porque con Iglesias en Moncloa el riesgo de fuga de votos de la izquierda está controlado. Pasa lo mismo con Calviño. Los populares creen que Sánchez e Iglesias no le apoyan. No entienden que si ella es presidenta del Eurogrupo creen que tendrán más margen para desviarse. Si eres amigo de la policía, la autoridad puede mirar para otro lado…

Lo que no parece haber entendido Casado es que el proceso del PP puede ser similar. Puede que a Feijóo le beneficie. Y según dicen algunos sociólogos la oposición dura no le beneficiaba. También los empresarios apelaban al consenso. Pero el abrazo del oso puede ser tan letal como para Podemos. Y eso significa la garantía de la oposición eterna.

La buena noticia es que los nacionalistas quedan fuera del consenso. Ellos quieren un gobierno que les facilite el debilitamiento de la nación. Y eso ha quedado descartado porque “saldremos unidos”. Patalearán lo suyo. Pero Sánchez ha encontrado recambio para su supervivencia y quizás se sienta más cómodo ideológica y aritméticamente.

Queda fuera también Vox, que tiene todo el espacio de descontento antisanchista -a derecha e izquierda- para crecer. Ni a Felipe II… Más discutible es la utilidad de una oposición a todo. Salvo que el todo se revele como la nada. Ese es el reto para la derecha española.

El anzuelo del pescador

Más IVA. El Banco de España dice que “hay margen” para subir el IVA y el Comercio responde que sería la puntilla. Convertir España en un “infierno fiscal” es la garantía de la destrucción de tejido y del incentivo de la economía sumergida.

Control a ‘ojímetro’. Así es como se controla a los turistas que vienen a España. Y eso “no sirve para nada”. Lo dice la presidenta de los Médicos del Servicio Exterior. A ver si Illa, Simón y Sánchez se enteran antes de evitar una nueva catástrofe.

Tasa Google. Montero da marcha atrás y rebaja la tasa Google tras las amenazas de EE. UU. El imperio es el imperio.

Comentarios

Comentarios