Los legionarios son uno de los cuerpos más queridos por la población.
Los legionarios son uno de los cuerpos más queridos por la población.

La alcaldesa de Barcelona prosigue con sus políticas de odio. En su última ocurrencia están implicados dos de sus objetivos favoritos: el Ejército y el cristianismo. Y es que Ada Colau no quiere quedarse a la zaga con respecto al resto de alcaldes podemitas que luchan por ver quién el más laicista de todos.

Tras el Padre Nuestro blasfemo, ahora el objetivo de la alcaldesa Colau pasa por eliminar la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios y que participa cada año en las procesiones de Semana Santa de Hospitalet de Llobregat.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Según informa Libertad Digital, Ada Colau y su concejal Laia Ortiz ya han notificado a la hermandad de legionarios que deben desalojar las instalaciones que han estado utilizando legalmente como sede social  en los antiguos cuarteles de San Andrés. Local utilizado gracias al convenio de cesión firmado en 2013 por el entonces alcalde Xavier Trias, nada sospechoso de españolista.

Hasta ahora los legionarios utilizaban una parte del patio de las instalaciones para ensayar los desfiles en la procesión del Cristo de la Buena Muerte, que se sigue celebrando en Hospitalet gracias al padre Ballester, a pesar de las numerosas presiones nacionalistas.

Pues bien, la alcaldesa antidesahucios ha desahuciado a estos veteranos, porque no le gusta lo que hacen y porque el odio a lo que representan le ciega totalmente.

Pero la ofensiva de Ada Colau va todavía más allá y su sueño es eliminar todo lo que tenga que ver con el Ejército. Y esto se puede ver con lo que está ocurriendo con el Salón de la Enseñanza que se celebrará en Barcelona la próxima semana.

En este evento, los ninos y adolescentes pueden tomar contacto con los distintos oficios y profesiones y como cada año las Fuerzas Armadas están presentes. Además, el del Ejército suele ser el pabellón más visitado pues exhibe numeroso material y ofrece una amplia oferta formativa.

Tanto la Generalitat como el Ayuntamiento de Barcelona se han puesto de acuerdo para vetar la presencia de las Fuerzas Armadas a partir del próximo año puesto que es “contradictorio con el proceso de liberación nacional”.

Comentarios

Comentarios