en la mezquita de Al Rawdah / EFE.
en la mezquita de Al Rawdah / EFE.

Ya son 305 los fallecidos y al menos 130 los heridos en el atentado con bomba contra una mezquita en la provincia del norte del Sinaí (Egipto), seguido de dos ataques con armas ligeras, primero contra los supervivientes y después contra las ambulancias que les trasladaban, según ha confirmado la televisión estatal, en lo que se trata ya del atentado más sangriento de la historia reciente de Egipto, por delante del derribo del avión Metrojet, en la misma zona, en 2014.

El ataque ha tenido lugar en la mezquita de Al Rawdah, situada en la localidad de Bir al Abd, a unos 40 kilómetros de la capital de la provincia, El Arish. Según testigos, varios hombres armados abrieron fuego indiscriminado en pleno sermón tras bajarse de cuatro vehículos todoterreno y detonar un potente explosivo.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El Arish es escenario habitual de ataques de milicias y grupos armados de la región, de acuerdo con las primeras informaciones de medios egipcios tras la detonación.

Los residentes de la zona han empleado sus vehículos particulares para trasladar a los heridos a los hospitales más cercanos

Fuentes del Ministerio de Salud han confirmado al diario Asharq Al Awsat un segundo ataque contra las cerca de 30 ambulancias desplegadas en la escena para transportar a los heridos del primer atentado.

Tras el fin del asalto, los residentes de la zona han empleado sus vehículos particulares para trasladar a los heridos al hospital de Bir el Abd y el Hospital General de El Arish.

Respuesta del presidente Al Sisi

El presidente del país, Abdelfatá al Sisi, ha convocado un comité de seguridad para discutir las repercusiones del ataque terrorista, mientras ha declarado tres días de luto oficial.

Ha prometido que responderá con «una fuerza brutal» a lo que se trata ya del atentado más sangriento de la historia reciente del país, con 305 muertos y más de 130 heridos.

«De este dolor extraeremos esperanza y determinación en la guerra contra este negro terrorismo«, ha hecho saber en un comunicado publicado tras su reunión de emergencia con su cúpula de seguridad y recogido por el medio egipcio Al Ahram.

«Los responsables de este ataque vil y traicionero acabarán encontrando un castigo decisivo», ha añadido.

Al Sisi se dirigirá a la nación en breve para explicar sus planes de respuesta al ataque, y después de que fuentes de seguridad informaran de la muerte de 15 supuestos implicados en el ataque en un ataque de aviones no tripulados del Ejército egipcio.

Comentarios

Comentarios