Un grupo de niñas practica natación en una piscina municipal.

La Policía ha detenido a cuatro refugiados en la ciudad de Löbau, Alemania, por grabar y acosar a varias niñas en una piscina, según ha informado Breitbart.

Los agentes detuvieron al grupo de sirios a las afueras de la piscina el pasado viernes. Dos de los demandantes de asilo, de 31 y 27 años de edad, han sido acusados de grabar con sus móviles a las niñas sin su consentimiento en las instalaciones municipales.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Además, los refugiados intentaron realizarles tocamientos de carácter sexual a las menores.

«Dos refugiados, o posiblemente cuatro, han molestado a las niñas. También les hicieron un vídeo. Estamos esperando a que la Policía lleve a cabo la investigación y a que actúe el fiscal», ha explicado el alcalde de la localidad, Dietmar Buchholz.

Los hombres han sido acusados de utilizar sus dispositivos móviles para grabar a las jóvenes. Cuando uno intentó tocar a una de ellas el socorrista le pidió que parase y llamó a las autoridades.

La Policía asegura que el inmigrante de 31 años estaba grabando a las pequeñas mientras que el de 27 estaba intentando hacerles tocamientos dentro de la piscina. Los otros dos presuntos implicados, de 19 y 21 años, están siendo tratados por el momento como testigos de lo ocurrido.

El alcalde ha anunciado que los cuatro inmigrantes no podrán volver a la piscina

Tras el suceso, el alcalde ha anunciado que los cuatro inmigrantes no podrán volver a la piscina.

Cabe recordar que no es el primer incidente en una piscina. Desde el año 2015 se han denunciado varios casos de agresiones sexuales en piscinas de Alemania y Austria.

El más grave tuvo lugar en Viena, donde un refugiado iraquí violó brutalmente a un chico en los vestuarios de una piscina. El demandante de asilo alegó entonces que tenía una «emergencia sexual».

Comentarios

Comentarios