El exdirigente del Partido Nacionalista Vasco Iñaki Anasagasti expresó este miércoles sus «condolencias» al senador proetarra de EH Bildu Jon Iñarruti. Lo hizo al constatar que el parlamentario del brazo político heredero de ETA compartirá el Grupo Mixto del Senado de España con Francisco José Alcaraz Martos, recientemente designado senador por Vox en Andalucía.

Alcaraz es hermano de Ángel y tío de Esther y Miriam. Los tres fueron asesinados en el brutal atentado perpetrado contra la Casa Cuartel de la Guardia Civil en Zaragoza el 11 de noviembre de 1987. Un coche bomba con 259 kilos de amonal segó la vida de 11  personas, entre ellos cinco niños, además de provocar heridas a 88 personas, la mayoría de ellos civiles.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El grupo de terroristas autor material de la masacre fue conocido como el Comando Argalaun grupo itinerante de la banda comunista-nacionalista ETA, con cuyos principios y objetivos politicos coinciden plenamente tanto el PNV como Bildu (heredero del brazo político institucional de ETA), que estuvo liderado por Henri Parot y formado únicamente por terroristas franceses.

Anasagasti, vinculado familiarmente al nacionalismo vasco (nació en Venezuela, donde huyeron sus padres tras la Guerra Civil Española), fue una de las piezas clave del PNV en el Congreso, donde ha sido diputado entre 1986 y 2004 y en el Senado, donde ha ejercido desde entonces hasta 2015.

Un enemigo de la negociación con ETA

La inquina del nacionalismo vasco hacia Francisco José Alcaraz no es novedoso. Cuando el tosiriano y ahora neosenador llegó a la presidencia de la Asociación Victimas del Terrorismo, desplegó la llamada Rebelión Cívica contra la negociación con ETA.

Una actitud insobornable que, en esto sí acierta Anasagasti, «acabó como acabó». Alcaraz fue condenado a la muerte civil, hasta el punto del que no fue invitado a los actos oficiales con motivo del trigésimo aniversario del atentado en el que fueron asesinados sus familiares.

El comentario de Anasagasti también denota un cierto temor del PNV, que es compartido por otros, a que Alcaraz logre su objetivo como parlamentario: desclasificar y hacer públicas las actas de la negociación con ETA, organización por cierto nacida de una escisión del PNV.

De producirse tal hecho, los españoles podrán conocer en profundidad el papel que desempeñaron en este proceso no sólo los terroristas, sino el PSOE, el PNV y el Partido Popular de manera pricipal, así como Herri Batasuna y sus marcas herederas, o los partidos nacionalistas catalanes, muy en especial Esquerra Republicana de Cataluña.

Satisfacción por la reacción de los Enemigos de España»

En conversación con Actuall, Francisco José Alcaraz asegura que la reacción de Anasagasti le produce «satisfacción» porque supone que su presencia como miembro de Vox y víctima del terrorismo provoca temor en los «enemigos de España».

«Que Anasagasti dé el pésame a Bildu por la presencia de una víctima del terrorismo como senador por Vox revela que ya saben que este hecho marca el principio del fin de la impunidad con que los nacionalistas y los proetarras se han movido en el Parlamento y el Senado», explica.

Alcaraz anuncia que en su acción parlamentaria va a ser una prioridad «fiscalizar todas y cada una de las medidas que favorecen a los terroristas. Se les ha acabado el chollo».

También te puede interesar:

Alcaraz: «Mi recompensa será publicar las actas de negociación con ETA»

Comentarios

Comentarios