Ignacio Arsuaga, presidente de HazteOir.org y CitizenGO y George Soros, magnate izquierdista.
Ignacio Arsuaga, presidente de HazteOir.org y CitizenGO y George Soros, magnate izquierdista.

“La asociación HazteOir.org y la fundación CitizenGO se han convertido en una pesadilla para los líderes de la progresía mundial”. Con estas palabras responde el presidente de ambas plataformas, el abogado español Ignacio Arsuaga, a las noticias publicadas por periódicos de varios países, entre ellos el estadounidense ‘The Washington Post’, acerca de las actividades que las dos entidades cívicas desarrollan en diferentes naciones.

“Lo que ha sucedido” -aclara Arsuaga- “es que un reportero de OpenDemocracy, un medio digital patrocinado por el multimillonario George Soros, mecenas de la izquierda mundial, me abordó en el Congreso Mundial de Familias celebrado en Verona (Italia) el pasado mes de marzo haciéndose pasar por un potencial donante profamilia. A raíz de esa conversación privada, ocultando y manipulando partes de lo que hablamos, el reportero a sueldo del magnate publicó en ese medio una extensa pieza periodística con el ánimo de dañar a CitizenGO y a HazteOir.org. Sin embargo, lo que ha quedado en evidencia es que ambas entidades cívicas son de relevancia mundial y no tienen nada que esconder”.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

“Estamos ante una cacería mediática y política contra dos plataformas que dan la batalla en defensa del derecho a la vida, la familia y la libertad y que disienten de los dogmas de lo políticamente correcto», explica Arsuaga

“Estamos ante una cacería mediática y política contra dos plataformas que dan la batalla en defensa del derecho a la vida, la familia y la libertad y que disienten de los dogmas de lo políticamente correcto. La persecución la ha desencadenado en el ámbito internacional un lobby de información izquierdista global, financiado y dirigido por George Soros, patrocinador de campañas a favor del aborto y de la ideología de género e impulsor de las políticas contra los derechos fundamentales de la persona y de la familia”, denuncia Arsuaga.

Más de diez millones de ciudadanos activos

HazteOir.org y CitizenGO, según su presidente, «actuan de forma organizada, reciben asesoría y formación de expertos y profesionales de diferentes ámbitos”.

Por otra parte, las dos plataformas no han ocultado nunca su intención de influir en los procesos legislativos y en las decisiones políticas así como de  informar a los ciudadanos sobre las posiciones de los diferentes partidos respecto a la vida, la familia y la libertad, valores que defienden y promueven.

“El artículo del reportero pagado por George Soros no tiene otra finalidad que perjudicar a CitizenGO y a HazteOir.org y, de paso, al movimiento profamilia y provida internacional. Está plagado de falsedades y manipula intencionadamente mis palabras”, denuncia Arsuaga.

“No recibimos fondos de ninguna corporación, ni de ninguna administración pública. Y además somos independientes en lo que respecta a la administración y la gestión de las dos organizaciones y en lo relativo a nuestra actuación» defiende e presidente de CitizenGO y HazteOir.org

“HazteOir.org y CitizenGO” -detalla Arsuaga ”son entidades legalmente constituidas que se financian exclusivamente con donativos de pequeña cuantía procedentes de particulares. Los ciudadanos, libremente, promueven peticiones a través de nuestras plataformas y aportan los recursos que libremente deciden para defender los valores en los que creen”. En cuanto a los miembros del patronato de CitizenGO, que la fundación siempre ha hecho públicos, “son destacados líderes profamilia de la sociedad civil que se han destacado en la defensa de la vida, la familia y las libertades en sus naciones y también en el ámbito internacional”.

“No recibimos fondos de ninguna corporación, ni de ninguna administración pública. Y además somos independientes en lo que respecta a la administración y la gestión de las dos organizaciones y en lo relativo a nuestra actuación. En el caso de HazteOir.org, de acuerdo a la legislación española sobre asociaciones, dependemos de nuestros socios”, especifica. Y añade: “Por su parte, CitizenGO es una fundación que tiene un patronato al que rinde cuentas y un equipo directivo que gestiona el día a día llevando a cabo las campañas que sus miembros y seguidores le demandan”.

“El problema para Soros, que se ha reunido en varias ocasiones con el presidente Pedro Sánchez, y sus asalariados de la progresía internacional es que combatimos sin miedo la dictadura de lo políticamente correcto que ellos impulsan y financian, denunciamos dogmas como la ideología de género y queremos acabar con la industria del aborto en el mundo. Por eso molestamos. Por eso nos persiguen”, concluye el abogado español.

Comentarios

Comentarios