Se define en Twitter como «emprendedor social» y a su creación más primigenia, HazteOir.org, como la asociación que «se atreve a confrontar el proyecto ideológico del marxismo cultural» en España.

Aquello comenzó en 2001 y casi dos décadas después, Ignacio Arsuaga (Madrid, 1973) vive una de las etapas más vibrantes de la política española cabalgando como un quijote cuerdo frente a la ideología de género a lomos -si se hace necesario- de un autobús.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El Gobierno de España ha señalado directamente a HazteOir.org como enemigo y cada vez son más los artículos en los que se se señala a esta asociación -y su hermana internacional, CitizenGO, lanzada en 2013- como un rompehielos que ha abierto brecha. También lo han hecho en ámbitos internacionales organizaciones tan potentes como Open Society, del multimillonario George Soros.

Arsuaga hace balance del año que se cierra y afronta la llegada del gobierno Frankenstein liderado por Sánchez junto a los comunistas, proetarras, golpistas, etc con una cierta dosis de optimismo. Asegura que le preocupó mucho más el Gobierno de Zapatero por su capacidad para legislar con solidez que lo que se avecina, por la evidente debilidad del futuro Ejecutivo de Sánchez.

Sea como sea, parecen garantizadas las guías de voto, los autobuses informativos en plena campaña electoral, las peticiones a través de internet y las proclamas convencidas y desacomplejadas como «los niños tienen pene, las niñas tienen vulva. Que no te engañen».

En consecuencia, seguirán los ataques, los señalamientos y las descalificaciones. Pero todo eso no parece preocupar a Ignacio Arsuaga, quien dice haber desarrollado una especie de caparazón: «Todos estos ataques, aunque nos complican la vida a veces, son sobre todo una demostración de que estamos haciendo un buen trabajo».

HazteOir.org nace en 2001 y CitizenGO en 2013 y ambos proyectos perviven, a pesar de las trabas. ¿Gozan sus ‘hijos políticos’ de buena salud?

En el año 2019, los políticos y los medios de izquierdas han redoblado los ataques contra HazteOir.org, esa asociación que en España se atreve a confrontar el proyecto ideológico del marxismo cultural. El ministro Grande-Marlaska firmó personalmente una decisión antijurídica para quitar a HO su declaración de Utilidad Pública. El Ayuntamiento de Barcelona nos impuso una multa de 60.000 euros por haber recorrido la Ciudad Condal con un autobús que denunciaba el feminismo radical. La Agencia de Protección de Datos nos está friendo con toda clase de reclamaciones… algunas nos las comunican por Twitter. 

En fin, una verdadera persecución política de la que estoy seguro de que saldremos reforzados. 

Primero, porque hasta ahora los tribunales nos están dando la razón… Y tenemos recurridas todas esas decisiones que adoptan los políticos para perseguir al disidente. Pero sobre todo porque son una mayoría de los españoles los que rechazan los abusos de poder contra una asociación libre. Y muchos de ellos nos han brindado su apoyo incondicional. 

En 2019, gracias a Dios, tanto HO como CitizenGO hemos crecido… después de un par de años muy complicados. Hoy más que nunca, la labor de HO desde la sociedad civil es esencial. 

«Vox es un fenómeno que creo que no se puede explicar sin la batalla cultural, confrontando el proyecto progre y laicista, que muchas asociaciones venimos librando desde la sociedad civil desde hace muchos años»

Desde hace muchos años le han preguntado en reiteradas ocasiones si iba a fundar un partido político y siempre respondió que no. ¿Es Vox ese partido? 

Vox es un partido político 100% independiente de HO… de la misma manera que HO es una asociación civil 100% independiente de Vox. Vox es una iniciativa de un grupo de personas que comparten en buena medida los valores que desde HO llevamos defendiendo en España desde el año 2001… y que hace 5 años dieron un paso al frente y saltaron al barro de la política. 

¿Siente que ha participado de alguna manera en que Vox sea el fenómeno político del último año en España?

Creo que HO ha contribuido a crear un ambiente en España que ha hecho posible que un partido como Vox, un partido que -hasta ahora- defiende sin complejos la vida, la familia y la libertad… haya podido entrar en parlamentos y ayuntamientos de toda España. 

Vox es un fenómeno que creo que no se puede explicar sin la batalla cultural, confrontando el proyecto progre y laicista, que muchas asociaciones venimos librando desde la sociedad civil desde hace muchos años. En el caso de HO, desde hace casi 19 años. ¡Cómo pasa el tiempo!

Con el autobús, HO demostró que se puede denunciar el totalitarismo del lobby LGTB y de los ideólogos de género, que esa denuncia atrae el ataque feroz de los progres de todos los partidos y de los medios de comunicación… pero al mismo tiempo atrae la adhesión y el apoyo de millones de españoles de bien, que todavía mantienen el sentido común. 

«No está garantizado que Vox se mantenga firme en la defensa de principios y valores frente a la todopoderosa dictadura de lo políticamente correcto»

Algunos quieren ver en HO una especie de “poder en la sombra” de Vox. ¿Qué hay de verdad?

¡Nada! Los líderes de Vox toman decisiones sin antes hablar con nadie de HO. Por supuesto, desde HO lanzamos campañas para tratar de influir en los políticos y en las empresas. Es parte de nuestra misión. Y como no podría ser de otra manera, Vox no se libra de esta clase de campañas. 

Porque no está garantizado que Vox se mantenga firme en la defensa de principios y valores frente a la todopoderosa dictadura de lo políticamente correcto.

¿El aparente apoyo de HO a Vox es incondicional y perenne o llegará el día en que saquen un bus con la cara de Abascal reclamando algo? ¿Qué cosas critica hoy en día de Vox?

HO no ha apoyado a Vox de forma directa. Sí que hemos lanzado campañas que le han beneficiado indirectamente, en época electoral… como la campaña en la que denunciamos la falta de compromiso del PP en cuestiones que para nosotros y para muchos votantes son fundamentales, como la defensa de los que niños por nacer o la lucha contra la ideología de género. 

En todo caso, Vox está recibiendo presiones enormes por parte de los actores de lo que podríamos llamar el “establishment” para que apee del caballo y renuncie a defender cuestiones que se salen del consenso progre. Y no solo me estoy refiriendo a medios y políticos de izquierdas… también a medios de derechas, como Es Radio, que tienen sus intereses empresariales, y que usan sus terminales mediáticas para crear una división entre los miembros de Vox. Por una parte, los que se pliegan a las exigencias del medio, que serían los buenos, y los que parece que no lo hacen, que serían los ultras a los que hay que atacar. 

Esta estrategia ha funcionado puntualmente, como cuando Vox apoyó la investidura de la progre Isabel Díaz Ayuso como Presidenta de la Comunidad de Madrid, a cambio de compromisos que, en mi opinión, son demasiado genéricos. Pero hasta ahora, creo que Vox se ha mantenido firme en sus convicciones, con valentía, en la inmensa mayoría de las ocasiones.

REVOCACIÓN DE LA UTILIDAD PÚBLICA: «El hecho de que Marlaska firmara la resolución demuestra que se trata de una persecución política»

En el PP, usted apoyó a Casado frente a Sáenz de Santamaría, pero ahora la distancia entre HO-CGO y PP parece, más que abismal, abisal. ¿Qué ha sucedido? 

Está claro que Pablo Casado es mucho más provida y profamilia, mucho más valiente en la defensa de las libertades que Soraya Sáenz de Santamaría… Por eso lanzamos una campaña de denuncia del progresismo de la vicepresidenta de Rajoy, porque quisimos contribuir a evitar que el principal partido del espacio del centro-derecha derivara en un partido culturalmente de izquierdas. 

Pero Pablo Casado en los últimos meses ha lanzado una estrategia electoral para “comerse” a Ciudadanos y al mismo tiempo diferenciarse de Vox, y por eso en las últimas elecciones se quiso presentar como un partido, en muchas cuestiones, que aceptaba el consenso progre.

Por eso lanzamos una campaña para informar a los votantes de esa deriva. También porque, en estos momentos, existe una opción política viable electoralmente que representa con mucha más valentía lo que pensamos millones de españoles. 

Que Marlaska en persona les haya arrebatado la declaración de Utilidad Pública ¿es una dificultad, una medalla o ambas cosas?

Desde luego, que Grande Marlaska se “avocara” en la resolución por la que el Gobierno nos retiró la utilidad pública es algo completamente atípico. En casi todos los casos, esa resolución la firma el Secretario General Técnico del Ministerio.

Según me cuentan los abogados, esta decisión solo se puede deber a dos motivos: o bien el Ministro quiso demostrar ante la opinión pública que se trata de una decisión personal contra una asociación que disiente de los dogmas LGTBI que él personalmente comparte… O, quizás lo más probable, ningún funcionario del Ministerio quiso firmar una decisión profundamente antijurídica, que responde únicamente al desde arbitrario del ministro y, en última instancia, de Pedro Sánchez.

En cualquiera de los dos casos, el hecho de que Marlaska firmara la resolución demuestra que se trata de una persecución política. En todo caso, está previsto que la Audiencia Nacional resuelva nuestro recurso a finales de febrero, y espero que lo podamos ganar. 

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska /EFE
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska /EFE

Hay gobierno Frankenstein… ¿Cuanto peor, mejor para ustedes?

El gobierno Frankenstein será uno de los gobiernos más débiles de la historia de nuestra democracia. Me preocupó mucho más el Gobierno de Zapatero, un gobierno que sí que pudo aprobar muchas leyes ideológicas y liberticidas. En cambio dudo mucho de que, en caso de que Sánchez logre los apoyos de los independentistas y proetarras en la investidura, ese gobierno tenga mucha capacidad de aprobar nada. 

Además, estoy seguro de que un gobierno Frankenstein facilitará la llegada de otro gobierno de centro-derecha, al cabo de poco tiempo, un Gobierno que espero que Vox pueda condicionar para que confronte el proyecto ideológico de la izquierda… 

«El día que Soros tuiteó contra nuestra campaña contra la ideología de género, brindé con champán»

De todos los insultos, descalificaciones y acusaciones que ha recibido desde la progresía y sus altavoces mediáticos ¿cuáles le han resultado más dolorosos? 

Gracias a Dios, después de tantos insultos y ataques, uno va desarrollando un caparazón… de forma que cada vez te afectan menos esas descalificaciones. Te vuelves más insensible a los ataques. De hecho, si no tuviera ese carácter, me habría dedicado a otra cosa en la vida. Sin duda, los insultos y las amenazas que más me han afectado han sido los que han afectado a mi familia. 

No son pocos los reportajes a nivel nacional e internacional que en 2019 han señalado a HO y CGO como una de las principales amenazas a la ideología dominante. ¿Cómo encaja que George Soros les tenga en su punto de mira?

Es un verdadero honor. El día que Soros tuiteó contra nuestra campaña contra la ideología de género, brindé con champán. Porque el tuit de Soros significaba un reconocimiento de que nuestra campaña estaba produciendo un impacto. 

Luego han sido medios de comunicación financiados por Soros los que han continuado con campañas de descrédito de CitizenGO y de HO… y luego han sido otros medios progres, como el Washington Post o, aquí en España, El País

En fin, todos estos ataques, aunque nos complican la vida a veces, son sobre todo una demostración de que estamos haciendo un buen trabajo… Si los defensores de los dogmas progres te atacan, es porque saben que somos eficaces con nuestras campañas.

Comentarios

Comentarios