El arzobispo de Poznan y presidente de la Conferencia Episcopal Polaca, monseñor Stanislaw Gadecki, afirmó que respetar a los homosexuales no implica aceptar la ideología de género, que no reconoce la naturaleza de las personas.

“Las personas que pertenecen a los ambientes de las llamadas minorías sexuales son nuestros hermanos y hermanas por los cuales Cristo ha dado su vida y quiere llevarlos también a la salvación”, escribió el Prelado en una declaración publicada en el sitio web del Episcopado polaco el 8 de agosto.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

“El respeto por determinadas personas no puede, sin embargo, llevar a la aceptación de una ideología que busca revolucionar las costumbres sociales y las relaciones interpersonales”, subrayó.

El arzobispo citó luego al Papa Francisco cuando este dirigió un discurso a los participantes del coloquio internacional sobre la Complementariedad del hombre y la mujer, organizado por la Congregación para la Doctrina de la Fe en el Vaticano en noviembre de 2014.

“Esta revolución en las costumbres y en la moral ha ondeado con frecuencia la ‘bandera de la libertad’, pero en realidad ha traído devastación espiritual y material a innumerables seres humanos, especialmente a los más vulnerables”, dijo entonces el Santo Padre.

La ideología de género, que también promueve el lobby LGTBI, es una corriente que considera al sexo como una construcción sociocultural y que atenta contra la naturaleza humana.

Esta ideología ha sido criticada varias veces por el Papa Francisco y otros miembros de la Iglesia. En ese sentido, en junio de este año el Vaticano publicó el documento “Varón y mujer los creó. Para una vía de diálogo sobre la cuestión del gender en la educación”.

En su declaración de este jueves, el arzobispo hizo un llamado “a las autoridades locales a no tomar decisiones que –con el pretexto de responder a la discriminación– esconden la ideología que niega la natural diferencia de sexo y la complementariedad entre hombres y mujeres”.

“Hago también un llamado a los parlamentarios para que resistan a los planes a largo plazo de los grupos LGTBI que buscan modificar la ley polaca para introducir el llamado ‘matrimonio homosexual’ y la posibilidad de adopción” para estas parejas, resaltó el Prelado.

Monseñor Gadecki lamentó también las críticas “que han golpeado al arzobispo de Cracovia y las reacciones de algunos grupos contra personas que desaprueban la ideología LGBT, lo que testimonia el totalitarismo ideológico en determinados ambientes”.

“Por todo lo expuesto hago un llamado a todas las personas de buena voluntad para aplicar el principio de no discriminación en el debate público no solo para quienes defienden la ideología mencionada, sino también para que quienes se oponen a ella puedan debatirla en condiciones de paridad”, continuó el arzobispo.

El prelado explicó que esta declaración surgió como respuesta a las “polémicas sobre la ideología LGBT”, la ofensiva de los ambientes de estos grupos, “así como un aumento de las llamadas marchas del orgullo” y “la introducción en los programas escolares de una nueva aproximación a la educación sexual, conforme a los principios de esta ideología”.

Comentarios

Comentarios