Cristina Pardo
Cristina Pardo, periodista de La Sexta TV, conductora del programa "Liarla Pardo"

En su programa “Liarla parda”, dirigido por Cristina Pardo, (se puede ver completo aquí, a partir del segundo 1:46:40), La Sexta ha ido a Marinaleda (Sevilla), un pueblo gobernado desde 1979 por el comunista Juan Manuel Sánchez Gordillo y en el que la coalición Adelante Andalucía (formada por los comunistas de Podemos y de Izquierda Unida) obtuvo un 68,7% de los votos en las elecciones andaluzas.

Hace unos días un digital anunció que los izquierdistas están buscando a los 44 vecinos que votaron a Vox para echarlos del pueblo, y la propia esposa del alcalde invitó a marcharse a un votante de ese partido. Una forma de pisotear el pluralismo político tan propia de dictaduras comunistas como impropia de una democracia.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora
Diego Cañamero, óscar Reina 'El Pancetas' y Juan Manuel Sánchez Gordillo
Diego Cañamero,

Pues bien: en vez de censurar ese rechazo al pluralismo, el programa de La Sexta se ha ido a buscar a los votantes de Vox de Marinaleda a sus casas, tal vez para facilitarle la labor al alcalde comunista. La reportera del canal de ultraizquierda se ha dedicado a preguntar a varios vecinos cuál era su opinión sobre esos vecinos y cómo podía localizarles.

En el segundo 1:48:16 se escucha a la reportera afirmando lo siguiente: “sí, les conocen, conseguimos que un vecino nos dé una dirección”, y a continuación se escucha a una vecina: “Donde están aquellos niños, allí”. Se ve a la reportera de La Sexta dirigiéndose hacia la casa señalada mientras comenta: “aquí podría vivir un votante de Vox”, como si hablase de un terrorista o un pederasta. Las cámaras enfocan la ventana de la casa, la calle, un coche y finalmente la fachada de la casa. En un pueblo de 2.700 habitantes es suficiente para identificar a cualquiera. El vecino no quiere contestar al canal ultraizquierdista. “¿Por qué no quieren hablar? ¿Temen sufrir represalias?”, comenta cínicamente la reportera.

Una vecina dice que si no votas a la izquierda «te tienes que ir del pueblo»

A continuación la reportera entrevista a otra vecina. No se ve su cara, pero se ve perfectamente su casa. La vecina comenta: “Aquí hay que votar a la izquierda”. La reportera alega: ¿Y si no vota usted a la izquierda que pasa?” Y la vecina dice: “Pues nada… Tiene que ser oculto o te tienes que ir del pueblo”. Bienvenidos a Corea del Norte. Pero a la chica de La Sexta no le escandaliza esa falta de libertad. Ella ha salido a cazar a los votantes de Vox e insiste: “¿Usted a quién ha votado?” La respuesta llega con una voz atemorizada: “No lo sé”. Podéis ver el momento en cuestión aquí:

Acto seguido conectan con el estudio. El primer tertuliano en hablar es Francisco Marhuenda, director de La Razón, el diario más afín al PP. Unos minutos antes había tachado de “intolerable” que Vox no dejase entrar a La Sexta en sus mítines, pero no hace ni una crítica al programa por ese señalamiento puramente mafioso. Cabe suponer que para este señor lo que acababa de ver entraba dentro de lo admisible en el ámbito del periodismo. Me pregunto qué diría si se lo hiciesen a él o a los votantes de su partido favorito.

El Estatuto de Andalucía señala que el voto es «secreto»

Por lo que parece, La Sexta no se ha leído el Artículo 101 de la Ley Orgánica 2/2007, de 19 de marzo, de reforma del Estatuto de Autonomía para Andalucía: “El Parlamento estará compuesto por un mínimo de 109 Diputados y Diputadas, elegidos por sufragio universal, igual, libre, directo y secreto“.

¿El canal de ultraizquierda no conoce el significado de la palabra “secreto”? Estaría bien que Vox se lo recordase por medio de una querella, porque lo que ha hecho La Sexta en ese programa recuerda más a las prácticas mafiosas que a la ética periodística.

Es intolerable que un medio de comunicación se dedique a acosar de esta forma a los votantes de un partido político, y más en un pueblo en el que hay miedo a discrepar de un alcalde cuya ideología es muy próxima precisamente a la de ese canal de televisión.

El candidato de Vox a la presidencia de la Junta de Andalucía, Francisco Serrano y el presidente de Vox, Santiago Abascal /Vox
El candidato de Vox a la presidencia de la Junta de Andalucía, Francisco Serrano y el presidente de Vox, Santiago Abascal /Vox

Las reacciones no se han hecho esperar. A través de su cuenta oficial de Twitter, Vox ha publicado un mensaje declarando: “Esto es lo más repugnante que un canal de tv ha hecho en España. La Sexta sobrepasa todos los límites democráticos y los códigos deontológico del periodismo señalando dónde viven los votantes de VOX. Junto con Iglesias serán responsables de lo que les pueda ocurrir“. También han llovido las críticas desde el ámbito de la comunicación:

*Artículo publicado originalmente en Contando Estrellas

Comentarios

Comentarios

Nacido y residente en Vigo. Diseñador web y gráfico con 18 años de experiencia, aficionado a la fotografía y bloguero. Publica desde 2004 el blog "Contando Estrelas", en el que ha escrito más de 9.000 artículos sobre temas de actualidad, cultura, defensa y nuevas tecnologías. Participa desde hace muchos años en el movimiento cívico: es socio de HazteOir.org desde 2003, socio de Galicia Bilingüe desde sus inicios en 2007, miembro de la Red Liberal desde 2008 y colaborador de CitizenGO desde 2013. Admirador de J.R.R. Tolkien, su pseudónimo es una palabra en idioma quenya (la lengua élfica creada por el escritor británico) que significa "observador de estrellas”.