El cardenal de Caracas Jorge Urosa.

El arzobispo de Caracas, cardenal Jorge Urosa, ha asegurado que el régimen de Maduro no tolera la disidencia y busca «que haya un partido único» en Venezuela. Asimismo, afirmó lo que necesita el país: «Aquí lo que hace falta es cambiar la ideología marxista, totalitaria y estatista que ha llevado a la ruina a Venezuela».

Durante una entrevista con El Nacional, Urosa manifestó su preocupación por la persecución a Freddy Guevara, primer vicepresidente del Parlamento y a quien se le retiraron los fueros, y agregó que el chavismo también quiere llevar preso a Julio Borges, titular de la Asamblea Nacional. Por ello, denunció que el gobierno de Nicolás Maduro «quiere descabezar a la oposición», tal y como ha informado InfoBae.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El cardenal consideró necesaria una reforma del Consejo Nacional Electoral, ya que «hubo muchas irregularidades» en los comicios anteriores y resaltó que la población no confía en él como institución y ello deslegitima las próximas elecciones convocadas para las alcaldías.

También subrayó que «el cambio del CNE debe hacerlo la Asamblea Nacional, que debe defender con más contundencia sus atribuciones constitucionales», ante los avances del régimen por restarle atribuciones y entregárselas a la Asamblea Constituyente.

Respecto a este controvertido órgano, lanzó: «Es fraudulenta e ilegítima y no (le) fue consultada al pueblo. Está compuesta por activistas políticos al servicio del Gobierno, y no va a resolver el problema económico».

Crisis económica y social

En lo referente a la crisis económica y social, Urosa condenó las políticas del Gobierno: «La situación del país es cada vez peor, y me da un grandísimo dolor decirlo. La crisis económica se profundiza con las medidas gubernamentales, y la hiperinflación alcanza unos niveles asombrosos. Tenemos una crisis social horrible con la delincuencia haciendo de las suyas hasta en los cementerios».

«Hay ciudadanos muriendo por falta de medicinas y alimentos y (también) una crisis política agravada por la persecución a la disidencia»

Según aseveró, «hay ciudadanos muriendo por falta de medicinas y alimentos y (también) una crisis política agravada por la persecución a la disidencia».

En este contexto, vio probable que se produzca una crisis de mayores proporciones en las calles: «Con un pueblo sometido a inmensos sacrificios y humillado, es muy fácil que haya un estallido social».

Urosa, también, recordó el aumento de la desnutrición infantil y el brote de epidemias de enfermedades que ya habían sido erradicadas el siglo pasado.

«Por orgulloso y por insensato, el Gobierno no se abre al canal humanitario de medicinas y alimentos, y esto clama al cielo. Sin duda, la gravedad de la crisis se debe a malas decisiones políticas», condenó.

Comentarios

Comentarios