Logo de Carrefour
Logo de Carrefour

Carrefour está siendo cuestionada por 32.000 ciudadanos por marginar el español en un centro comercial de Barcelona. Y es que desde el pasado 4 de julio el presidente de la compañía en España, Pascal Clouzard, recibe 600 correos electrónicos por hora en los que le recuerdan que “el español es la lengua mayoritariamente hablada en Cataluña y, junto al catalán, la lengua oficial de esta región”.

El envío de correos se está realizando a través de una petición en internet difundida por HazteOir.org con el título ‘Carrefour se ríe de los españoles’ que se puede consultar aquí.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El presidente de HazteOir.org, Ignacio Arsuaga, explica la petición ciudadana en estos términos: “Es muy enriquecedor que puedan convivir dos lenguas en armonía. Esa es la apuesta que debería hacer Carrefour en Cataluña en vez de hacer guiños al separatismo, que sólo fomenta la discordia”.

Y es que la multinacional de distribución ha remodelado su centro Carrefour Market Ramblas, situado en el centro de Barcelona y ha eliminado todo vestigio del español en la rotulación. Los carteles están en español y en inglés.

Arsuaga: “Si lo que pretende Carrefour es congraciarse con los que están tratando de romper España, debe saber que los españoles también podemos romper con su cadena”

“El español”, recuerda Arsuaga, “lo habla en Cataluña, de manera preferente y habitual, casi el 60% de la población. Si lo que pretende Carrefour es congraciarse con los que están tratando de romper España, debe saber que los españoles también podemos romper con su cadena de supermercados”.

Para rotular únicamente en inglés y catalán, el departamento de atención al cliente de Carrefour explica que no pueden hacer otra cosa atendiendo a la Ley de Normalización Lingüística de Cataluña.

“Sin embargo”, explica Arsuaga, “esta norma autonómica únicamente exige que la señalización y los carteles de información estén redactados, al menos, en catalán. Es decir, que no está prohibido rotular en español”.

En el correo que envían  al presidente de la compañía, los consumidores le dicen, entre otras cosas, esto: “Estoy seguro de que recapacitará y solucionará esta inexplicable discriminación con el español. Es la mejor manera de ver que su empresa respeta nuestros derechos como clientes”.

“Es la hora de los ciudadanos”, añade el presidente de HazteOir.org. “Si los políticos dividen y algunas empresas optan por marginar la lengua que une a todos los españoles, será la gente corriente la que hable y haga valer sus derechos”.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Sueño con aportar mi granito de arena para cambiar el mundo. Tal vez el periodismo no sea el mejor camino para ello pero es lo que mejor se me da.