Peru elige este 6 de junio entre comunismo o libertad
Peru elige este 6 de junio entre comunismo o libertad

Según norma democrática, en una votación es mayoría absoluta 51 %.

Entonces, 49 % es minoría. Esta minoría tiene que acatar el voto mayoritario.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Veamos esto respecto al Perú. Según el Diccionario Enciclopédico Espasa:católicos 92.5 %, protestantes 5.5 %. Total 98 % cristianos.

¿Qué nos dice la estadística elemental?: los cristianos no son sólo 51 %. ¡¡¡ Sino, 98 % !!!

Pues, ésta es una mayoría ¡¡¡ a-bru-ma-do-ra !!! Gigantesca. Monumental. Grandiosa.

Si la población de un país es mayoritariamente católica (o, cristiana), la más elemental lógica indica que debe ser pro vida. O antiabortista. La ley de Dios es terminante: no matar.

Esta coherencia se basa en el principio democrático de que la opción de la mayoría tiene preferencia. Y debe ser acatada y respetada por la minoría.

Veamos el caso de Austria. También según Espasa: católicos 78 %, luteranos 5 %; total: 83 % cristianos

En España sus cifras sobrepasan también la mayoría absoluta básica: 51%. Copiamos de Microsoft Bing el siguiente resumen:

“En España el 84%, un muy alto porcentaje de la población, se declara creyente. El 80,56% de la población del país practica el cristianismo, así pues se trata de la religión más seguida por su población”.

¿Y otros países? Con razonables diferencias, estas cifras van por ahí. Nuestro Occidente (Europa y América) invocado como democrático y cristiano, tiene sus indiscutibles mayorías.

Si en los países pro vida hubiera un cambio radical, teóricamente hablando, si la mayoría fuera no creyente, los abortistas impondrían automáticamente el aborto. No cabe la más mínima duda.

Esta coherencia real hay que hacerla valer, ante los organismos oficiales como las NN.UU.

Nuestra lucha tiene que ser contundente, sin descanso, en todos los tonos y frentes.

Hacer valer la mayoría creyente

Si tenemos inmensa mayoría creyente, y si tenemos argumentos irrefutables, es absurdo que sigamos permitiendo la imposición del aborto. Además de otras sinrazones como el matrimonio gay y el laicismo…

Y es absurdo consentir funcionarios abortistas, anti-vida, que sigan encaramados en la cúspide de organismos que tienen contubernio con el aborto (ONU, UNESCO, UNICEF, OMS y muchos otros).

Es exigible arrojarlos a la calle, y, en sus puestos, poner personal consciente.

Así ratificamos nuestro irrenunciable y luminoso credo: Vida, Familia, Libertad.

Artículo de Armando Barrionuevo

Comentarios

Comentarios