Líderes de diferentes ramas del socialismo alzan el puño en alto.
Líderes de diferentes ramas del socialismo alzan el puño en alto.

* Por Silvino Lantero Vallina

La triple crisis que vivimos actualmente en España , política, moral y de la nación, se relaciona de efecto a causa con los errores de la ideología socialista. Desgraciadamente esta ideología tiene un profundo arraigo cultural y, por tanto político, en amplias capas sociales. Muchas personas, ante los problemas, reclaman medidas socialistas que nos empobrecen: más gasto público, todo el poder para los políticos, hiper-regulación, monetarismo y fiscalidad confiscatoria, menos empresas privadas, más sector público, etc.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Es curiosa la presencia de posiciones casi soviéticas en Occidente como se ve claramente en la escuela y en los medios de comunicación al servicio de la propaganda gubernamental y de los partidos políticos de ideología marxista y de género o feminismo destructivo de tercera y cuarta generación .

La hegemonía socialista es por tanto el problema número uno de España porque es el causante principal de la desmembración del Estado, la baja acción empresarial y del deterioro moral que se manifiesta en el aborto y la corrupción de los jóvenes. Es justo señalar que los pretendidos representantes de principios liberales han sucumbido en su acción gubernamental a una parte importante de los disparates socialistas en  los ámbitos de la economía, la prensa y la enseñanza.

Señalo a continuación diez razones por las que una sociedad sensata debería rechazar el socialismo.

1.- El socialismo y el comunismo son de la misma ideología

El comunismo no es sino una forma extrema del socialismo. Desde el punto de vista del sostén ideológico no hay sustancial diferencia entre ambos. En efecto, el comunismo de la Unión soviética se denominaba a si mismo “Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas” (1922-1991) . Todavía hoy naciones como Cuba , China, Corea del Norte, Venezuela, se definen como socialistas.

2.- El socialismo es contrario a la libertad y a la naturaleza humana

El socialismo es antinatural. Destruye la iniciativa personal, la colaboración y donación y las reemplaza por un absoluto o alto grado de control del Estado. Tiende siempre al totalitarismo, la destrucción de la libertad, la arbitrariedad y la represión. En los procesos políticos, el socialismo siempre crea injusticias porque transfiere las responsabilidades de los individuos y las familias a los gobernantes.

3.- El socialismo viola la propiedad privada

La redistribución socialista consiste en transferir dinero de las clases medias y bajas a los políticos y administradores gubernativos. Lo hace bien directamente a través de las expropiaciones como hizo Castro en Cuba o a través de impuestos confiscatorios como sucede actualmente en nuestro país. Se usa la fiscalidad como elemento –no del bien común- si no de expropiación. La abolición de la propiedad privada es uno de los puntos fuertes de la tradición socialista que ya figuraba como una de los objetivos prioritarios del El Manifiesto Comunista de 1848.

4.- El socialismo se opone al matrimonio y la familia

Rechaza el matrimonio como unión entre un hombre y una mujer basada en la fidelidad y en la indisolubilidad. Además lo consideran- Marx y Engels- como institución que sostiene la propiedad privada.

La puesta en práctica de distintas modalidades de persecución religiosa ha sido y es una de las identidades más fuertes del socialismo

5.- El socialismo se opone a los derechos de los padres a la educación

El socialismo considera que el Estado, no los padres y la sociedad civil, es a quien corresponde los contenidos y el control de la educación. Preconizan que desde  el nacimiento el Estado debe hacerse cargo en su totalidad de los niños y debe establecer no sólo los contenidos académicos o el civismo sino todo lo que afecta a la conciencia moral. En España esta doctrina del monopolio estatal se ha impuesto cual nueva dictadura a través de la partidocracia y el estado de las autonomías .

6.- El socialismo se basa en la envidia y el resentimiento

Trata de imponer una igualdad radical, no equidad, que es imposible. Con esta actitud se destruyen muchas posibilidades empresariales, académicas, de investigación y de creación de empleo.

7.- El socialismo se burla de la religión

La creencia en Dios, la preocupación por la trascendencia, el sentido de la vida, el alma. Todo eso son ilusiones para el socialismo. Hay que desterrarlos. De ahí que la puesta en práctica de distintas modalidades de persecución religiosa ha sido y es una de las identidades más fuertes del socialismo de ayer y hoy. Con ello, los socialistas, han contribuido y contribuyen de manera importante a la desintegración del ethos y a la decadencia de las sociedades europeas.

8.- El socialismo promueve el relativismo

Para el socialismo no hay ni verdades reveladas ni pautas de conducta estables para todos los hombres en todo tiempo y lugar. Todo evoluciona, lo correcto y lo falso, lo bueno y lo malo. No hay, por tanto ámbitos ni privados ni públicos para la Ley Natural o los Diez Mandamientos. Cómo es sabido el feminismo socialista suscribe la barbarie de la ideología de género e invade la vida privada, familiar y personal.

9.- El socialismo obstaculiza la economía libre

Los pilares de la prosperidad como son la libertad en la oferta y la demanda, el comercio, la propiedad, la acción empresarial, el esfuerzo, el riesgo, bajos impuestos, etc… no se desarrollan adecuadamente allí donde domina la mentalidad socialista.

10.- El socialismo se burla de la patria y la nación

Como todo es relativo al socialismo no le importa destruir una gran nación histórica, como hace actualmente, con nuestra querida España.

Comentarios

Comentarios