La toma de Granada y la expulsión de los moriscos
La toma de Granada y la expulsión de los moriscos

Quizás, ¡solo, quizás!

Por la desinformación a la que nos tienen acostumbrados los medios de comunicación ‘oficiales y de masas’ de España, hay noticias que no se difunden o sobre las que se pasa con el mayor ‘silencio mediático posible’.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Probablemente, ¡solo, probablemente!

Se deba a que son informaciones que no están en la línea de ‘lo políticamente subvencionado

Nos llegan noticias imposibles de ‘silenciar’ como los recientes atentados sufridos en Bélgica y en Francia, pero se nos ‘venden’ como acciones aisladas de unos descontrolados.

En ocasiones, es imposible de silenciar casos como la ‘revolución islámica’ ocurrida en numerosas ciudades de Francia, que prácticamente han convertido a todo Paris en una ‘zona no-go’.

Pero es que era imposible silenciar días, y semanas, de robos, asaltos y … otros hechos que seguramente no convenían hacer públicos, pero que han mantenido desbordadas a las fuerzas de seguridad de nuestros vecinos.

Pero … ¡ya nos estamos acostumbrando a estos silencios preseleccionados!

Unos ‘repugnantes’ delitos se silencian con la misma eficacia que otros ‘repugnantes’ delitos se airean.

¿Motivo?

¡Juzguen ustedes!

Para conocer ciertos hechos hay que acceder a fuentes ‘ni oficiales ni de masas’ consultando periódicos digitales menos conocidos, así como a divulgadores marginales.

Por ejemplo, …

En la sección de INTERNACIONAL de www.elperiodicoextremadura.com he podido encontrar una noticia que ha pasado bastante desapercibida…

Sholz (canciller alemán) prepara una ley que agiliza la deportación de inmigrantes irregulares

La ministra de Interior presentó este miércoles el proyecto de ley que prevé acelerar la expulsión de las personas que entraron como peticionarias de asilo, vieron rechazada su solicitud y no tienen perspectivas de integrarse en el mercado laboral.

Por Gemma Casadevall

En una reciente tertulia televisiva, de bastante audiencia, se mencionaba por uno de los asistentes que…

“Es necesario que los europeos despertemos del sueño de flores y unicornios en el que desde hace tiempo vivimos.

Eliminando de nuestras mentes esa ‘falsa’ sensación de ser culpables de todo lo que ocurre en el Mundo, en países en los que no tenemos participación, ni en sus aciertos ni errores, desde hace décadas.”

Pero hay más casos de noticias similares, que van mostrando que un cambio se viene extendiendo por toda Europa.

En la sección de MÁS NOTICIAS de www.radiocadena.es nos hablan de otro caso ‘olvidado

Así es la violencia en Suecia: tiroteos, pandillas violentas y ‘zonas vulnerables’

En 61 zonas vulnerables de Suecia viven 556.000 personas, el 5,4% de la población del país (apenas 10 millones), según Hechos para el cambio:

Un informe sobre las 61 zonas vulnerables suecas.

Tres de cada cuatro habitantes de esas zonas son de origen foráneo; los países de nacimiento más comunes son Siria, Turquía, Somalia, Polonia e Irak.

En cinco de ellas la proporción de residentes de origen extranjero es del 90% o superior: Rosengard (Malmö), Hovsjö (Södertälje), Fittja (Botkyrka), Rinkeby/Tensta (Estocolmo) y Hjällbo (Gotemburgo).

En Suecia hay casi 2,5 millones de personas de orígenes foráneos, según el informe, el 16,2% vive en zonas vulnerables.

Por Judith Bergman

Cerrando este repaso por las noticias digitales, una antigua que ha vuelto a ponerse sobre la mesa…

Alemania acordó con Sánchez devolver a España a parte de sus inmigrantes llegados desde la Península

Líderes europeos empiezan a recular en sus posturas a favor de una inmigración masiva ante una realidad que se ha impuesto por encima de toda ideología.

No ha sido un cambio radical, pero sí ha tenido varios detonantes.

Por un lado, los atentados en Bruselas e Israel; por otro, el pánico ante la respuesta de gran parte de la población musulmana tras la respuesta israelí en la Franja de Gaza.

www.eldebate.com Por Javier Villamor

A este último artículo solo pondría un ‘pero’… todos los líderes europeos, salvo los de España y especialmente del Gobierno, que comparte la línea establecida por la ‘extrema izquierda’ más radical de todo el continente.

Por desgracia, todo esto no es nuevo, ya que por mucho que nos digan que el ser humano ha mejorado tras tantos siglos de cultura, educación y tecnología, no es ni mucho menos así.

El ser humano, como ratoncito en la rueda de una jaula, está condenado a seguir repitiendo el pasado, corriendo y corriendo sin saber adónde ir.

Cometemos los mismos errores, pero con medios tecnológicos más sofisticados y destructivos, desde que Caín mató a Abel el único cambio ha sido que ahora se hace con armas más avanzadas.

Seguro que muchos no nos acordamos, pero hace siglos el rey Felipe III ordenó la expulsión de los moriscos, musulmanes bautizados tras la conquista del reino de Granada por los Reyes Católicos, de los diferentes reinos de España.

Del Reino de Valencia, 22 de septiembre de 1609

De Andalucía, 10 de enero de 1610

De la Corona de Aragón, 29 de mayo de 1610

De Extremadura y las dos Castillas, 10 de julio de 1610

Del Reino de Murcia, Primero los de origen granadino, 8 de octubre de 1610

Los del valle de Ricote y el resto de moriscos antiguos, octubre de 1613

Aproximadamente, 350.000 personas de una población cercana a 8,5 millones de habitantes.

¿Motivos de la expulsión?

Variados, como siempre, al final estas decisión son fruto de una cadena de hechos que desembocan en situaciones cada vez más extremas.

Se mantenían como un grupo social apartado del resto de la población.

La población les consideraba la ‘quinta columna’ de los ataques realizados por los piratas berberiscos, ya que eran frecuentes que festejaran, incluso que se facilitasen, por parte de la población morisca de las zonas atacadas.

La posible colaboración de la población morisca con el mayor enemigo de España, en aquellos momentos, como era el Imperio Turco Otomano.

La crisis económica existente que creaba resentimientos del resto de la población hacia este grupo social.

Motivos religiosos, en una época donde se mantenían los conflictos religiosos en Europa entre protestantes y católicos, que ponía en cuestión la cristiandad de España.

Y como suele ser habitual, discusiones entre vecinos, en este caso con Francia que veía una oportunidad de minar el poder español alimentando el conflicto de parte de la población, en este caso los moriscos.

¡Llámenme loco, pero…!

Me resulta muy curioso, que con algún que otro matiz, cambio de protagonistas y similar.

¿No podríamos trasladar estas causas desde el siglo XVII al actual siglo XXI?

No lo sé, decidan ustedes.

Para mí, que después de tanto tiempo hemos cerrado el círculo y estamos repitiendo la cadena de malas decisiones del pasado.

Por Vicente Medina Prados, socio y colaborador en www.enraizados.org

autor en www.espanaenlahistoria.org

Comentarios

Comentarios