Miembros de Vox en la Región de Murcia.
Miembros de Vox en la Región de Murcia.

He criticado en Twitter el acuerdo alcanzado en #Murcia entre Vox, PP y Cs, en lo que se refiere a la renuncia de los de Santiago Abascal a tocar la ley LGTBI. En los sucesivos comentarios, personas de Vox, o afines a esta formación, me acusaron de fake news.

Según ellos, el acuerdo es correcto, porque establece «la obligatoriedad de consentimiento expreso con el objeto de que los padres puedan decidir la asistencia o no de sus hijos a enseñanzas, charlas, talleres relacionadas con contenidos éticos, sociales, cívicos morales, o sexuales»

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

En cambio, Rocío Monasterio en su documento «3 condiciones, 3 principios» para la Comunidad de Madrid pide «derogar aquellos artículos de la legislación en vigor que atenten contra la libertad de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones morales (…) Se derogarán artículos de la ley LGTBI».

Y Vox Murcia, hasta la cesión a las presiones, exigía: «Se instará a los servicios jurídicos de la CARM un análisis jurídico completo de la ley autonómica 8/2016 de 27 de mayo de igualdad social LGTBI, ante la posible vulneración de derechos fundamentales».

Ahora, en Murcia, Vox ha aceptado la exigencia de PP y sobre todo de Ciudadanos de evitar mencionar la ley LGTBI. Es decir, acepta que no se va a tocar la totalitaria y adoctrinadora ley LGTBI.

Porque es obvio que si PP y Ciudadanos han impuesto que no se mencione la ley LGTBI en el pacto, no van a aceptar tocar la ley más totalitaria y adoctrinadora que hay en Murcia, incluso cuando vulnere el derecho de los padres a decidir la asistencia de sus hijos a talleres.

Entiendo que la presión a la que medios y políticos han sometido a Vox es insoportable. Y entiendo que Vox ha cedido. Lo entiendo y lo comprendo

Porque, ¿cómo interpretar ese párrafo genérico del pacto entre los tres partidos? Me apuesto lo que sea a que la interpretación de Vox y de Ciudadanos va a ser opuesta. Y por tanto, no se cambiará nada. Si alguien duda sobre el carácter totalitario y adoctrinador de la ley LGTBI murciana, que por favor la lea.

Os ofrezco este interesante análisis en vídeo sobre esta ley:

Y prosigo: Me entristece la cesión de Vox en Murcia, porque el poder de negociación de Vox existe ahora, antes de la investidura. Cuando el candidato del Partido Popular sea elegido con los votos de Vox, la capacidad de Vox de provocar un cambio en la ley LGTBI se acerca a cero.

En cambio, en Murcia y en Madrid, antes de la investidura, da igual que sean 4, 12 o 50 diputados… Los diputados de Vox son llave del Gobierno. Sus votos son necesarios para que los políticos profesionales de PP y de Ciudadanos pisen moqueta.

Entiendo que la presión a la que medios y políticos han sometido a Vox es insoportable. Y entiendo que Vox ha cedido. Lo entiendo y lo comprendo. Yo no me he visto sometido a una presión de esa intensidad.

Entiendo también que la política implica cesiones, negociación… Entiendo los cálculos electorales, el miedo a perder votos si se repiten las elecciones…

Pero que no me vendan que Vox no ha cedido, o que el acuerdo garantiza que los artículos más adoctrinadores de la ley murciana LGTBI se van a derogar, porque no es cierto. Porque el texto del acuerdo, última versión, creo que es demasiado abstracto.

Estoy seguro de que Vox va a dar un testimonio en las instituciones a favor de la libertad. Algo esencial en España. Sólo expreso mi decepción ante una cesión de Vox muy concreta. Y mi deseo de que en Madrid, Rocío Monasterio y Santiago Abascal lo gestionen de otra manera.

Insisto, mirar los toros desde la barrera es muy fácil. Y son Santiago Abascal y Rocío Monasterio  los que están toreando. Y tienen mucho mérito. Pero desde la barrera, quiero animarles a que no se arruguen ante el morlaco (PP/Cs/Federico) que les está embistiendo con tanta fuerza.

Eso es. Confío en que el papel de Vox una vez entremos en la legislatura vaya a ser clave en la defensa de la familia, la vida y la libertad en España.

Comentarios

Comentarios