Antidisturbios controlan una manifestación en Estados Unidos.
Antidisturbios controlan una manifestación en Estados Unidos.

La reciente polémica suscitada en la NFL -la liga de fútbol norteamericana- a raíz de que muchos jugadores se arrodillaran en los estadios deportivos como  protesta contra la pretendida discriminación racial por parte de la policía, copó las portadas de muchos medios en Occidente –siempre dispuestos a atizar a Trump con cualquier polémica que le salga al paso-.

Cabe preguntarse, ¿qué hay de cierto en todo esto? ¿Acaso no hay intereses en falsear los datos por parte de grupos como Black Live Matters que viven del estigma? ¿Por qué se da por supuesto que los blancos siempre se benefician, cuando no es así?

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

El periódico The Washington Post recoge las estadísticas de muertos a manos de la policía por armas de fuego desde 2015. Cabe destacar que en lo que va de año han muerto 738 personas respecto a las 963 de 2016.

Los blancos son el colectivo que más muere a manos de la policía

Al desglosarlo por razas es cuando nos llevamos la sorpresa, si es que hemos aceptado previamente el mantra de que “los blancos matan negros por ser negros”.

Resulta que los blancos son el colectivo que más muere a manos de la policía con 331 cadáveres. Los negros ocupan el segundo lugar con 166 asesinados. Esto supone la mitad en comparación con los blancos. Hispanos murieron 122, de otras razas 24 y de 105 casos no hay datos disponibles.

Ni los jugadores de la NFL, ni los medios, ni las ONG al servicio de la ideología imperante han dado importancia a estas estadísticas. ¿Por qué?

La respuesta es fácil, contradice su narrativa, por lo tanto no existe –como ocurre con las estadísticas que contradicen la ideología de género-.

Un policía investiga el escenario de un crimen en Chicago / EFE.
Un policía investiga el escenario de un crimen en Chicago / EFE.

En cuanto a homicidios, en lo que va de año en la ciudad de Chicago –una de las más peligrosas del país- han muerto 536 personas en 2.902 tiroteos. Es decir, una persona es disparada cada dos horas y quince minutos y asesinada cada 12 horas. En este caso, los negros son el colectivo peor parado con 414 asesinados en 55 asaltos armados.

Postulados erróneos

En entornos intelectuales de izquierdas, o en el ámbito académico de la sociología o psicología se suele argumentar que las causas de estos altos índices de homicidios tienen que ver con la pobreza, la discriminación o con la falta de oportunidades. Nada más lejos de la realidad.

Si comparamos las estadísticas de 2017 con las de los años 40 o 50 del siglo pasado comprobaremos que en 50-60 años han descendido los asesinatos entre el colectivo de color. La razón: menos pobreza, menos discriminación y más oportunidades. Justo lo opuesto a lo que argumentan los sectores antes citados.

¿Qué puede hacerse?

Tal y como opina Walter E. Williams, profesor en la Universidad George Mason y citado por The Daily Signal, el colectivo afromericano debe «buscar otros héroes» que no sean gángsters -ficticios o reales- que tanto nos venden Hollywood y la industria musical (raperos, etc.)

La población de color Necesita políticas que fomenten la integración en la sociedad

«Necesitan políticas que fomenten la integración en la sociedad», no la exclusión como ocurre en la actualidad», señala. Por último, necesitan recuperar la confianza en las fuerzas de seguridad.

Las personas de raza negra tienen más posibilidad de ser detenidos por la policía, no por ser negros, sino porque estadísticamente cometen la mayoría de los crímenes.

Comentarios

Comentarios