Aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid / Wikimedia

EUROPA PRESS

La Guardia Civil ha detenido esta madrugada en el aeropuerto de Madrid-Barajas a una joven española de 22 años por su presunta relación con actividades de terrorismo yihadista.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

La joven mantenía presuntamente una relación con actividades de terrorismo yihadista y elementos radicales a través de Internet y se convirtió al Islam más extremista según informa en un comunicado el ministerio del Interior.

La detenida dijo ante las autoridades que iba a Turquía por turismo, no sabe hablar árabe y entre sus pertenencias llevaba un Corán en español, han informado a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista.

Estas mismas fuentes han indicado que por el modo de actuar de la chica se deduce que había recibido algún tipo de instrucción sobre cómo eludir las sospechas de las fuerzas de seguridad. «Sabía lo que tenía que decir y lo que tenía que hacer», indican. Esta forma de actuar es habitual en las personas que son captadas para unirse a la yihad.

La detenida, una española conversa al Islam residente en Almonte (Huelva), había experimentado un proceso de radicalización en los últimos meses

La investigación sobre vinculaciones y comunicaciones que mantiene el grupo terrorista con residentes en España ha sido lo que ha permitido detectar los planes de la joven y proceder a su detención. La mujer, que ha sido trasladada a dependencias policiales, tenía previsto viajar a Turquía y desde allí, trasladarse a Siria para unirse a las filas del ISIS.

156 personas detenidas por yihadismo

La Guardia Civil que se encuentra registrando el domicilio de la joven, mantiene las líneas de investigación abiertas para evitar la incorporación de jovenes, incluyendo a menores de edad, en las filas del grupo terrorista.

Esta es la segunda operación vinculada con el terrorismo yihadista en octubre, tras la detención de dos hombres y dos mujeres en Toledo, Badalona (Barcelona) y Xeraco (Valencia) cuya intención era captar supuestamente a mujeres para luchar con el Estado Islámico, en una investigación conjunta con las fuerzas de seguridad de Marruecos, que practicaron otros seis arrestos en Casablanca.

Estos cuatro detenidos fueron enviados a prisión acusados de la captación de mujeres, de dedicarse al adoctrinamiento radical y apoyo logístico para el Estado Islámico. El ministerio de interior señaló que ya eran 156 personas las detenidas durante la legislatura y que estaban vinculadas con el terrorismo yihadista.

Comentarios

Comentarios