Fotograma del clásico de Disney 'El libro de la selva'.
Fotograma del clásico de Disney 'El libro de la selva'.

Un año después de anunciar que algunas de sus películas clásicas estarían prologadas por un mensaje advirtiendo de que contienen «descripciones socialmente anticuadas», la multinacional de la producción audiovisual Disney ha decidido incluir, diez segundos antes de algunas de sus producciones, otra advertencia, esta vez centrada en un supuesto racismo.

«Este programa incluye representaciones negativas y/o un mal tratamiento de personas o culturas», será el mensaje que, diez segundos antes de películas como Dumbo, El libro de la selva, Peter Pan o Los Aristogatos. Y se ñade: «Estos estereotipos estaban equivocados entonces y lo están ahora. En lugar de eliminar este contenido, queremos reconocer su impacto dañino, aprender de él y generar conversaciones para crear juntos un futuro más inclusivo».

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Se trata de la última acción de la multinacional que ha pasado de ser una referencia del entretenimiento infantil a convertirse en uno de los principales agentes mundiales de expansión de los criterios de lo políticamente correcto y los dogmas de la anticientífica ideología de género.

No es de extrañar, dado que el lobby LGTBI lleva años infiltrado desde hace décadas, de tal manera que alrededor de la mitad de sus empleados siguen sus consignas. Así, el adoctrinamiento se ha extendido no sólo a sus películas de dibujos animados, sino a las series y películas de otro tipo que produce cada año.

Así, promueve la equiparación del matrimonio a la unión legal de personas del mismo sexo en la serie ‘Doctora Juguetes’ e introduce besos entre personajes del mismo sexo en ‘Star contra las fuerzas del mal’ o en la última película de La Guerra de las Galaxias, franquicia propiedad de Disney, entre otras actuaciones.

Comentarios

Comentarios