¿Dónde están los musulmanes moderados?, se pregunta un investigador islámico

Cada vez que hay un atentado como el de Manchester la gente se pregunta ¿pero realmente hay mahometanos pacíficos, gente corriente que opta por la paz y no por la violencia? Es obvio que sí, e incluso que son mayoría. Pero ¿dónde están? Un video lo explica.

0

“Después de cada ataque terrorista, políticos y expertos nos aseguran que la atrocidad no representa las verdaderas creencias de la «mayoría musulmana moderada». Pero, ¿cuántos moderados hay? ¿Y qué significa ‘moderado’?”.

Con esta frase, el investigador Hussein Aboubakr comienza el vídeo en el que critica a todos aquellos que tratan de convencer a la sociedad occidental de que la mayoría de musulmanes tienen opiniones moderadas y que el islam es una religión de paz. Para ello, toma como ejemplo su propia historia.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Y es que, Aboubakr nació en 1989 en una familia musulmana árabe en El Cairo (Egipto).  “Fui criado en una casa de clase media musulmana en El Cairo, Egipto. Según crecía, me dijeron entre muchas otras cosas lo siguiente: que cada día que pasa en la nación islámica sin un califato es un pecado, que los fracasos y las miserias del mundo musulmán comenzaron el momento en que los musulmanes nos dimos por vencidos, que nuestra prosperidad dependía de la conquista de nuevas tierras y la conversión de nuevos creyentes, que cualquiera que abandone el islam, debe morir”.

Si alguien plantea “estas verdades” en Occidente, lo más probable es que le consideren “islamófobo”

Aboubakr, además, proporciona datos. “El 88% de los musulmanes en Egipto, el 62% en Pakistán, el 86% en Jordán y el 51% en Nigeria creen que cualquier musulmán que elija abandonar el Islam debe ser condenado a muerte.

Los porcentajes son muy parecidos en cuanto a la gente que está a favor de la lapidación para quienes cometen adulterio, o que se castigue severamente a los que critican al profeta Mahoma o al Islam».

E insiste en que si alguien plantea “estas verdades” en Occidente, lo más probable es que le consideren “islamófobo”.

Y concluye: “La reforma del Islam es posible. Pero sólo puede hacerse desde dentro Islam. Occidente puede ser parte de esa reforma, pero sólo si se enfrenta -y dice- la verdad. Cuanto antes lo haga, mejor para todos nosotros”.

Hussein estudió historia judía y de Oriente Medio y literatura hebrea en la Facultad de Artes y Estudios Orientales de la Universidad de El Cairo.

Perseguido por la policía estatal por sus investigaciones en el Centro Académico Israelí de El Cairo, Hussein participó en la revolución egipcia hasta que fue obligado a abandonar el país. Ahora vive en los Estados Unidos.

Comentarios

Comentarios