Estudiantes boicotean una conferencia en Berkeley, EEUU / EFE.
Estudiantes boicotean una conferencia en Berkeley, EEUU / EFE.

El profesor de la Universidad de California (UCLA) y miembro del Instituto Brookings, John Villasenor, decidió llevar a cabo un estudio en su campus univeristario para ver cómo se sentían los estudiantes respecto a la libertad de expresión.

En la encuesta de un muestreo de 1.500 participantes, el 44 por ciento respondieron que no creían que la Primera Enmienda de la Constitución estadounidense debiera proteger lo que se ha pasado a llamar como ‘discurso del odio’. Por sexos, las mujeres lo creen más que los hombres –un 49 por ciento frente a un 38 por ciento-.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Un 62 por ciento de los encuestados cree que los estudiantes tienen que poder gritar en una charla o conferencia para evitar que se imparta.

¿Quién decidirá qué es ofensivo y qué no, y más aún en una universidad?

Lo más llamativo fue el dato del uso de la violencia. El 20 por ciento de los encuestados se muestran a favor del uso de la fuerza para callar a los contrarios.

Del total, otro 62 por ciento cree que debe invitarse a un ‘contra-orador’ si el invitado es demasiado hiriente u ofensivo. Otro 53 por ciento prefieren que directamente se censure este tipo de discursos.

Ante estas estadísticas surge el problema de siempre: ¿quién o qué decide qué es ofensivo y que no en un ambiente universitario donde más debería fluir la libertad de expresión para el intercambio de ideas?

También te puede interesar: 

‘Antifascistas’ derriban un monumento a la paz en EEUU al confundirlo con un símbolo confederado

Comentarios

Comentarios