La propaganda independentista en el Camp Nou es una constane / EFE.
La propaganda independentista en el Camp Nou es una constane / EFE.

El pasado 20 de septiembre, el Fútbol Club Barcelona lanzó un comunicado en el que se adhería oficialmente al derecho a decidir y criticaba toda acción legal que pudiera tomarse en contra de los responsables del referéndum del próximo 1 de octubre. El comunicado rezaba así:

“Ante los hechos sucedidos estos últimos días, y especialmente hoy, en relación con la situación política que vive Catalunya, el FC Barcelona, fiel a su compromiso histórico con la defensa del país, de la democracia, de la libertad de expresión y del derecho a decidir, condena cualquier acción que pueda impedir el libre ejercicio pleno de estos derechos.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

En este sentido, el FC Barcelona manifiesta públicamente su apoyo a todas las personas, entidades e instituciones que trabajan para garantizar estos derechos.

El FC Barcelona, desde el máximo respeto a la pluralidad de su masa social, seguirá apoyando la voluntad de la mayoría del pueblo de Catalunya, expresada siempre de una forma cívica, pacífica y ejemplar.”

La denuncia es ante la Comisión Estatal contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte

Ante esta muestra pública de adhesión a un proceso ilegal y quebrantador del orden legal establecido, el Centro Jurídico Tomás Moro ha presentado una denuncia ante la Comisión Estatal contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte.

Captura de la denuncia.
Captura de la denuncia.

Dicho centro entiende que este hecho supone la creación de «un clima hostil, antideportivo, incitando a conductas de intolerancia y rechazo que pueden provocar enfrentamientos físicos entre los participantes en encuentros deportivos, o entre los asistentes a los mismos, y suponen la intromisión de un club deportivos en enfrentamientos políticos ajenos a sus propios fines sociales».

Una historia conflictiva

Los enfrentamientos del FC Barcelona -directiva, jugadores y seguidores- contra la unidad de España y la Monarquía son de sobra conocidos.

Al ex presidente Joan Laporta se le recordará por sus constantes salidas de tono contra todo lo que oliese a español. De hecho, Carles Puigdemont sueña con ayudar a que Laporta sea de nuevo presidente del Barcelona para que se vuelque completamente a favor del independentismo.

Jugadores como Piqué se han mostrado siempre a favor de que Cataluña decida su futuro. Eso sí, sin contar con el resto de España. Se le ha tachado de hipócrita, como a otros tantos, por criticar a España pero no renunciar a vestir la camiseta del conjunto nacional. Será independentista pero tonto no, ¿cómo va a despreciar un trampolín a la fama por una ‘miqueta’? Su postura a favor del 1 de octubre le ha convertido en ‘trending topic’ en Twitter con el ‘hastag’ #PiqueFueradelaSeleccion. Parece ser que los próximos pitos a Piqué sí que será con razón.

Los acontecimientos del Camp Nou son historia aparte. Cada año, con la nueva edición de la Copa del Rey y siempre que la juegue el FC Barcelona, se pita al himno de España y a la Monarquía. Los pitidos hacen tanto ruido que ni el himno se oye a todo volumen.

Cuando la UEFA les expedientó al saltarse el equipo la prohibición de portar esteladas dentro del estadio -consideras como propaganda política, al igual que tantas otras-, también se pitó a grito de «In, inde, independecia».

Comentarios

Comentarios