El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont
El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont / EFE

De enero a mayo de 2016, en Cataluña, la administración central ha invertido en obra pública 153.9 millones de euros, un 71% más que el nuevo gobierno autonómico catalán (90.2 millones). Así se desprende de los datos de licitacion recién publicados por la patronal de empresas constructoras.

Por territorios, en las cuatro provincias catalanas la administración central ha invertido en lo que llevamos de 2016 más que la autonómica. Destacan las demarcaciones de Gerona, en que la inversión del gobierno central ha duplicado a la de la administración encabezada por Carles Puigdemont y Lérida en que la administración del Estado ha licitado obra pública por un importe ocho veces superior al ejecutivo autonómico catalán.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Los datos confirman que la administración central ha sido la primera administración inversora en obra pública en Cataluña

Los datos publicados para los primeros meses de 2016 confirman la tendencia ya existente en los últimos años, en que la administración central ha sido la primera administración inversora en obra pública en Cataluña. En conjunto, de 2011 a 2015, el gobierno central ha invertido en la comunidad catalana por un importe de 2.180 millones de euros, un 41% más que el ejecutivo autonómico (1.549 millones).

Estas cifras ponen de relieve, contrariamente a lo que afirman partidos nacionalistas catalanes, la relevancia de las inversiones de la administración central en Cataluña.

Con respecto al gobierno autonómico, Convivencia Cívica Catalana lamenta que la inversión en infraestructuras no esté entre las prioridades del nuevo ejecutivo catalán de Carles Puigdemont, quien ha rebajado sustancialmente la inversión en obra pública desde que tomó posesión de su cargo a principios de año.

De enero a mayo de 2016, el gobierno catalán ha disminuido la cantidad licitada en obra pública en un 61%respecto al mismo periodo del año pasado. El desplome de la inversión en infraestructuras por el nuevo ejecutivo catalán agrava aún más la apatía inversora de la Generalitat en los últimos años.

El informe pone de relieve que en Cataluña existe un grave déficit de inversión en obra pública del propio gobierno autonómico catalán

En conjunto, de 2011 a 2015, el gobierno autonómico de Cataluña ha invertido en obra pública 208 euros por habitante, un 32% menos que los 304 euros per cápita invertidos de media en el mismo periodo por el resto de gobiernos autonómicos españoles.

El informe pone de relieve que en Cataluña existe un grave déficit de inversión en obra pública del propio gobierno autonómico catalán que puede cuantificarse en el último lustro en 1.100 millones de euros.

Convivencia Cívica Catalana considera que la recurrente falta de inversión en infraestructuras del gobierno catalán constituye un notable perjuicio para la economía de Cataluña y califica de sorprendente que una administración que invierte tan escasamente en obra pública acuse a otras administraciones de falta de inversión.

Comentarios

Comentarios