Ayer la Guardia Civil informaba de la detención de nueve personas “que podrían estar preparados para llevar a cabo acciones violentas”. Las detenciones se han llevado a cabo en el marco de una investigación dirigida por el titular del Juzgado Central de Instrucción nº6 de la Audiencia Nacional. La operación está “orientada a esclarecer presuntas actividades delictivas planificadas por miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR)“, un grupo separatista que fue arengado hace un año por Quim Torra, el presidente regional catalán: “Apretad, hacéis bien en apretar”, les dijo. A lo largo del día se han ido conociendo algunos datos sobre los detenidos, por ejemplo, que tenían material para fabricar Goma 2 y el plano de al menos un cuartel de la Guardia Civil en Cataluña. Además, y según ha informado la Fiscalía, a los nueve detenidos se les imputan delitos de rebelión, terrorismo y tenencia de explosivos, por lo que el Ministerio Público les ha calificado como un “grupo terrorista de índole secesionista catalán”.

El separatismo habla de “represión” y sale en apoyo de los detenidos

La reacción del separatismo catalán a estas detenciones recuerda peligrosamente a la que solía mostrar Batasuna ante las operaciones contra ETA. Quim Torra ha publicado un mensaje en Twitter afirmando que “la represión sigue siendo la única respuesta del estado español”, una afirmación propia de alguien que ya ni siquiera se molesta en disimular su complicidad con los violentos. El diputado separatista de ERC Gabriel Rufián también ha salido en apoyo de los detenidos, reclamando la comparecencia del Ministro del Interior y afirmando: “Si no estás prevenido ante los medios de comunicación te harán creer que lo peligroso es un CDR y no un CIE”. Se deduce, así pues, que Rufián no considera que un grupo de personas en posesión de explosivos sea algo peligroso. ERC también ha hablado de “ola represiva” y ha denunciado que se quiere “asociar independentismo con terrorismo”, y eso después de décadas de atentados cometidos por bandas criminales separatistas como ETA, Terra Lliure, el Exército Guerrilheiro y otros. En la misma línea de cínico e infame victimismo, los CDR han afirmado que existe una “persecución policial y judicial al independentismo” (como si los detenidos lo fuesen por ser separatistas, y no por tener explosivos y planes para utilizarlos con fines terroristas) y han pedido la libertad de los nueve arrestados.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

La “represión” que le gusta al separarismo: perseguir a los que usan el español…

Oír quejarse de la “represión” a esa manada de totalitarios resulta tan cabreante como ver a un comunista presumiendo de demócrata. El gobierno de Quim Torra está imponiendo multas a empresas y persiguiendo a empleados por atender a los clientes en español, que es el idioma oficial que habla la mayoría de los catalanes. Hace un año, el gobierno de Torra instó a delatar a los colegios que enseñan en español e incluso ha consentido que se espíe a los niños en los recreos para comprobar si hablaban en la lengua común. Además de todo esto, Torra ha seguido imponiendo multas lingüísticas a empresas por rotular en español, a pesar de que el Tribunal Constitucional declaró que esas multas son inconstitucionales.

… y a los que quitan lazos amarillos o hacen sonar el Himno Nacional

Pero esa dictadura nacionalista en la que se ha convertido Cataluña no se limita a perseguir a la gente por usar la lengua de Cervantes. El año pasado la Policía catalana, a las órdenes de Torra, impuso multas por quitar lazos amarillos apelando a una ley que prohíbe ponerlos. La persecución por parte de los Mozos de Escuadra contra las brigadas de limpieza de la propaganda separatista en espacios públicos alcanza niveles puramente orwellianos: en agosto del año pasado la Policía catalana identificó a 14 personas por el mero hecho de que planeaban retirar lazos amarillos, acusándoles de ser “posibles autores de daños al dominio público”. El uso de los Mozos como una policía política por parte del separatismo llegó a su extremo más grotesco el pasado 11 de septiembre, cuando la Policía catalana montó una operación contra unas personas que hicieron sonar el Himno de España durante la Diada, tratándoles como si fuesen unos terroristas.

Están cargando de razones a los que piden ilegalizar el separatismo

El mismo separatismo que apoya ese constante atropello contra las libertades y contra los hispanohablantes en Cataluña es el que ahora grita “represión” porque han detenido a nueve individuos en posesión de explosivos. El propio secesionismo parece empeñado en ofrecer argumentos para pedir su ilegalización, aunque sólo sea por su reiterada asociación con la violencia, incluida la terrorista, y con el totalitarismo. Si los separatistas siguen haciendo todo esto es porque los demás partidos, a excepción Vox, siguen sin atreverse a pedir la ilegalización de quienes quieren romper España, un propósito infame que intentan conseguir desde hace años recurriendo a medios ilegales, incluida la violencia. ¿Hasta cuándo les saldrá gratis todo esto?

Articulo publicado originalmente en Contando Estrelas.

Comentarios

Comentarios

Nacido y residente en Vigo. Diseñador web y gráfico con 18 años de experiencia, aficionado a la fotografía y bloguero. Publica desde 2004 el blog "Contando Estrelas", en el que ha escrito más de 9.000 artículos sobre temas de actualidad, cultura, defensa y nuevas tecnologías. Participa desde hace muchos años en el movimiento cívico: es socio de HazteOir.org desde 2003, socio de Galicia Bilingüe desde sus inicios en 2007, miembro de la Red Liberal desde 2008 y colaborador de CitizenGO desde 2013. Admirador de J.R.R. Tolkien, su pseudónimo es una palabra en idioma quenya (la lengua élfica creada por el escritor británico) que significa "observador de estrellas”.