Número de muertos por atentados yihadistas en Europa
Número de muertos por atentados yihadistas en Europa / AMB

El islam es una religión de paz. Nadie puede discutir eso, a menos que quiera ser tachado de racista o islamófobo. Y es verdad que una parte del islam predica la paz, el amor, la limosna, etc. Pero no se puede obviar que en aquellos países donde más musulmanes hay, más atentados y muertos se registran.

Europa es un gran ejemplo de ello. Si se tiene en cuenta la diferencia que ha existido en estos años en la aceptación o en la negación de la acogida de refugiados por parte de los países del Este y del Oeste de Europa con respecto a los refugiados e inmigrantes musulmanes, se puede comprobar la gran diferencia de víctimas de atentados yihadistas: por lo menos 618 muertos en los países del Welcome Refugees frente a  0 en los países que rechazan esa política.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Es como si el telón de acero hubiera cambiado: el telón de la amenaza y el miedo está ahora en Occidente y no en muchos de los países que sufrieron la bota comunista. Con la excepción de Rusia, con la amenaza del terrorismo checheno.

También se podría hablar del Muro de Carlomagno (los francos fueron capaces de frenar el avance del islam en la Edad Media). Cada vez más países del Centro o del Este de Europa rechazan la política del Welcome Refugees, como el caso de Austria, con su recién nombrado gobierno conservador, de Sebastian Kurz.

Si miramos el mapa elaborado con los últimos atentados acontecidos en Europa por parte de yihadistas, una cosa queda clara: Sea o no el islam una religión de paz, a menos musulmanes en un país, menos atentados y menos muertos.

Por ejemplo, durante los últimos años, en Francia han muerto 251 personas por terrorismo yihadista, siendo así el país con mayor número de víctimas. Le sigue España, con 206, en especial por culpa del atentado del 11M que tuvo un total de 191 muertos.

Los países del este de Europa, contrarios a la inmigración musulmana, no han tenido ni un solo atentado yihadista en los últimos años

Después se encuentra Reino Unido con 90, muchos de los cuales han tenido lugar en los últimos dos años; le sigue Bélgica con 39; Alemania con 15; Suecia con 6; Dinamarca con 3 e Italia con 2 muertos.

Y la población de los países con más asesinatos por terrorismo yihadista coincide casi al completo (excepto España por la magnitud del 11M) con los índices de población musulmana.

En Francia casi el 9% de la población es musulmana, en Bélgica llega al 7,1%, en Gran Bretaña alcanza el 6,3%, Suecia tiene un 8,1% y España un 2,1%, y en todos ellos estos porcentajes crecerán en el futuro inmediato, según el Pew Research Center.

Sin embargo, en Polonia hay menos de un 0,1% de población musulmana, la República Checa tiene menos de un 0,2 y Hungría no alcanza el 0,4%.

Así, se puede comprobar que los países del Este no han sufrido ni un solo atentado yihadista en los últimos años, a excepción -repetimos- de Rusia que hace décadas convive con el problema del intento de independencia de Chechenia.

Ilustración Viktor Orban/ Actuall-AMB
Ilustración Viktor Orban/ Actuall-AMB

Pero en el resto, entre los que se encuentra el grupo de Visegrado (República Checa, Polonia y Hungría) contrario a la política de los refugiados, el cero es el resultado de la búsqueda de víctimas del terrorismo yihadista.

Un futuro poco esperanzador

Este mismo estudio del Pew Research Center hace una predicción, según los datos actuales, sobre el futuro de la sociedad europea, que debido a esa política de puertas abiertas verá aumentar de forma considerable el porcentaje de población musulmana.

El análisis contempla tres posibilidades para el 2050, según las decisiones políticas: un escenario con una inmigración cero, otra media y otra fuerte.

Si la inmigración fuese cero, en Gran Bretaña pasarían del 6.3 al 9,7% de población musulmana; en Alemania del 6.1 al 8,7%, en Suecia llegarían al 11,1% y  Francia alcanzaría el 12,7%.

Sin embargo, los países del grupo de Visegrado seguirían por debajo del 1% de población musulmana.

En un escenario de inmigración media, Francia llegaría al 17,4%; Alemania al 10,8%, Reino Unido a un 16,7% y Suecia hasta el 20%. España se quedaría en un 6,8%.

En este mismo escenario, solo República Checa y Hungría pasarían del 1% de población musulmana, mientras que Polonia y otros países del este no llegarían a ese porcentaje.

Ya en un escenario de inmigración masiva las cifras aumentan, aunque menos. Francia llegaría al 18%, Reino Unido al 17,2%; Alemania al 19,2% y Suecia sería líder en inmigración musulmana con un 30%. La media europea sería de un 14%.

Sin embargo, Polonia se mantendría con un 0,2%, la República Checa obtendría un 1,2% y aquí sí, Hungría sufriría una fuerte subida con un 4,5%.

Musulmanes rezando en las calles de Clichy

La batalla por los refugiados

Este es uno de los principales argumentos del grupo de Visegrado para oponerse a la imposición de las tasas de refugiados que, desde Bruselas, buscan aprobar desde hace casi tres años.

Pero el centro financiero de Europa no ha logrado imponer esa política por la aguerrida defensa de su soberanía por parte de Polonia, Chequia o Hungría. Una  lucha a la que cada vez se adhieren más países, como Austria.

Por supuesto hay excepciones, ya que en países como Chipre, con un 25% de población musulmana, o Bulgaria, con  un 11%, no se han registrado atentados yihadistas en los últimos años.

Sin embargo no se puede negar la correlación entre población islamica e inseguridad, y no solo por el caso de Europa del Este, sino por el incansable mantra de que la mayoría de las víctimas del terrorismo yihadista son musulmanes.

La mayoría de los muertos por terrorismo yihadista se encuentran en países musulmanes como Irak, Afganistán o Nigeria

Si se sale fuera de Europa se comprueba, evidentemente, que la mayoría de las víctimas de estos grupos armados (suníes) son musulmanes (principalmente chiíes), con países especialmente golpeados como Afganistán o Irak (especialmente inestables desde la intervención de EEUU), Nigeria, Siria o Yemen.

Es cierto que la mayoría de los asesinados por este terrorismo son musulmanes, pero es igual de cierto que la causa de esta lacra tiene la misma raíz: el islam.

Los datos no se pueden manipular, y si alguien busca seguridad con respecto el terrorismo yihadista en Europa, el destino está claro: tendría que salir del telón de acero del Oeste y viajar al otro lado del muro de Carlomagno…. en el Este.

Comentarios

Comentarios