Sebastian Gorka cuando formaba parte del gabinete de la Casa Blanca.
Sebastian Gorka cuando formaba parte del gabinete de la Casa Blanca.

Sebastian Lukács Gorka es un analista de inteligencia y militar nacido en Londres pero de origen húngaro. Pertenece al Partido Republicano y dimitió de su cargo en la Casa Blanca, según dice, “para ayudar mejor al presidente en otros cargos dentro del movimiento”.

The Heratige Foundation lo ha entrevistado sobre el movimiento generado en torno a Donald Trump, la ruptura con lo políticamente correcto, las primeras victorias en política internacional y las controvertidas políticas inmigratorias.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Gorka remarca que los conservadores estadounidenses deben mantener la calma. “Todo está bien, relax, contad hasta 10 y respirad hondo”, ha dicho.

Pese al constante bombardeo en medios de comunicación que pintan todo como un error fatídico o que Trump no tiene nada que hacer, la realidad es muy diferente.

“Si algo hay que valorar del presidente Trump es que no le importa nada lo que opinen de él. No le importa lo que digan los medios de él: ni el New York Times, ni la CNN y eso es fantástico”, argumenta.

Sobre la renuncia de Steve Bannon o la suya propia, Gorka dice que “lo importante no son las figuras del gabinete, sino lo que la gente votó el 8 de noviembre y eso es algo que no va a parar; va a haber ochos de Trump y luego otros ocho de Pence y estamos trabajando para ello”, aseguró.

Gorka considera “una incoherencia” fomentar una política “en favor de la diversidad cuando Estados Unidos es un país que se ha fundado en la diverdad”

Otra de las claves es que “Trump no es político”, continúa. “No pertenece ni al establishment político ni a la cúpula militar de este país”, lo que le hace ser “independiente” respecto a otros presidentes en el pasado.

Según Gorka, los principales logros del nuevo presidente estadounidense hasta el momento han sido sobre todo en el ámbito internacional.

La revitalización de la OTAN, la victoria contra el Estado Islámico, la renovación de las relaciones con los aliados asiáticos o pedir más esfuerzos para que la comunidad internacional se implique en la derrota del yihadismo son algunos de los que señala.

En el plano nacional, “el crecimiento del 3,5 por ciento del PIB y 1,5 millones de puestos de trabajo creados alcanzando la menor cuota de desempleo en 17 años” son logros que respaldan la nueva administración.

Gorka sí lamenta que “la victoria de Trump haya sido accidental”. Quiere decir con esto que en el Partido Republicano no había nadie excepto él que planteara las cuestiones y las abordara como está haciendo el magnate norteamericano que es, precisamente, lo que le dio la victoria frente a sus principales rivales en las primarias.

Recordemos que Trump, literalmente, arrasó.

En cuanto al controvertido tema inmigratorio, Gorka considera “una incoherencia” fomentar una política “en favor de la diversidad cuando Estados Unidos es un país que se ha fundado en la diverdad”. “Un sinsentido”, sentencia.

Puede ver aquí la entrevista completa.

Comentarios

Comentarios

Compartir
De Ciencias pero amante -y fiel- de las Letras. Licenciado en Periodismo y Comunicación Audiovisual, ambas por la Universidad CEU San Pablo de Madrid. Forjado en redacciones de papel, ha evolucionado al mundo digital pasando por TV. Devorador de libros, animal político y analista, cuando le dejan.