Evo Morales, presidente de Bolvia /EFE
Evo Morales, presidente de Bolvia /EFE

El Tribunal Supremo Electoral tenía de plazo hasta el próximo 8 de diciembre para resolver la repostulación o no de Evo Morales, pero adelantó al pasado martes 4 por la noche su decisión permitiendo que Evo Morales pueda volver a presentarse como candidato presidencial, a pesar de que la Constitución boliviana expresamente lo prohíbe en su art. 168.

Luis Losada, director de campañas de CitizenGO en América Latina pide que la Comisión Iberoamericana de Derechos Humanos “se manifieste enérgicamente en defensa de la democracia y del Estado de Derecho de Bolivia y de la región”. “Creemos que en la decisión pesó la presión que estaba recibiendo el TSE. En primer lugar, por los más de 15.480 ciudadanos que, a través de una campaña de CitizenGO, se habían comunicado con los vocales. Y, además, por las tres marchas convocadas en La Paz y el paro de hoy”, explica Luis Losada.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Losada considera además que el TSE “trató de adelantarse a un eventual pronunciamiento de la CIDH”. “La CIDH había recibido una demanda de pronunciamiento urgente y el TSE no sólo se adelanta sino que advierte que no se siente vinculado a una posible resolución de la Comisión”, señala.

Para CitizenGO el pronunciamiento de la CIDH es clave porque “el argumento utilizado por el Tribunal Constitucional de Bolivia para permitir la repostulación de Evo Morales es el supuesto derecho humano a la participación política recogido en el Pacto de Derechos Humanos de San José”.

“El único ente con capacidad de interpretar la Convención Americana de Derechos Humanos es la CIDH no el Tribunal Constitucional boliviano, así que esperamos que, aunque sea por orgullo institucional y defensa de sus competencias, se manifieste”, apunta el director de campañas de CitizenGO para América Latina.

Losada reconoce que la CIDH no tiene capacidad coercitiva, pero considera que una manifestación de condena al “atropello” en el país sería “políticamente muy relevante”. En su opinión: “Nos estamos jugando el respeto del Estado de Derecho, la calidad democrática y la tradición política continental de no reelección, una salvaguarda muy prudente para evitar totalitarismo”, concluye. En su cuenta de Twitter, la plataforma internacional ha pedido respeto para la constitución, bajo los lemas #BoliviaDijoNO, #RespetenLaConstitución y #RespetenSanJosé.

Comentarios

Comentarios