Christine Boutin en un momento de la 'Manif pour tous' a favor de la familia.

La que fue ministra de Vivienda entre 2007 y 2009 y presidenta del Partido Cristiano-Demócrata de 2009 a 2013, Christine Boutin, ha ganado su batalla personal contra el lobby gay.

En 2014 declaró en una entrevista que la “homosexualidad es una abominación, pero no la persona”. Diversas asociaciones LGTB la quisieron ‘lanzar a los leones’ y la denunciaron por “discurso de odio”.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Un primer tribunal la condenó en diciembre de 2015 y ella entonces apeló. El tribunal de apelación ratificó la condena y le impuso una multa de 5.000 euros, por lo que Boutin recurrió ante el Tribunal de Casación (el de mayor grado del país galo). Y finalmente, éste le ha dado la razón y la ha absuelto.

“La declaración denunciada, aunque sea escandalosa, no contiene, ni siquiera en forma implícita, una apelación o una exhortación al odio o la violencia con respecto a los homosexuales”, afirmaron los jueces.

Boutin defiende “el derecho a hacer un juicio moral sobre la homosexualidad” y sobre cualquier otro tema

En aquella misma entrevista, Boutin añadió que jamás ha condenado “a un homosexual, jamás, eso no es posible […] En mi fe, la persona homosexual es tan amada por Dios como yo lo soy.

La homosexualidad no tiene que ver con el juicio que hago de los homosexuales, que son mis hermanos, mis amigos y que tienen una dignidad tan grande como la de los que tienen otros comportamientos homosexuales”.

Es decir, que la señora Boutin distingue entre el jucio a la homosexualidad y el juicio a las personas.

La victoria de Boutin es una victoria de toda la sociedad para proteger a la democracia y a la libertad de expresión y de conciencia. “El derecho a hacer un juicio moral sobre la homosexualidad”, así lo define ella.

Al lobby LGTB no le ha gustado nada este posicionamiento de la Justicia suprema francesa.

Según recoge Valuers Actuelles, el abogado de la asociación LGTB Mousse, Etienne Deshoulières está “muy decepcionado con esta decisión” ya que se permite “el discurso homofóbico”.

También te puede interesar:

El lobby gay tacha de homófobo a un joven cristiano ex homosexual en Chile

Comentarios

Comentarios