Lo que muchos temíamos es verdad: Twitter censura a diestro y siniestro.
Lo que muchos temíamos es verdad: Twitter censura a diestro y siniestro.

Una nueva investigación de Proyecto Veritas (Project veritas en inglés) ha sacado a la luz cómo Twitter filtra (censura) ciertas informaciones o elimina directamente a los usuarios “incómodos”.

Esta organización dirigida por James O’Keefe nació con el objetivo de “investigar y exponer casos de corrupción, deshonestidad, enriquecimiento ilícito, derroche, fraude y otras conductas negativas tanto del sector privado como público para conseguir una sociedad más ética y transparente”, según señalan en su página web.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Y desde luego, esta última investigación ha sido todo un ‘bombazo’.

Mientras que Twitter intenta presentarse como una plataforma políticamente neutral, la realidad demuestra que es todo lo contrario.

Lo mismo ocurrió con Facebook y con Google, la imagen que venden dista mucho de ser la que existe dentro de la empresa.

Empleados de Twitter, grabados con cámara oculta, revelan las técnicas censoras para “cazar” a los conservadores

En el siguiente vídeo se muestra a varios empleados y ex empleados de Twitter, grabados con cámara oculta, contando cómo filtraban contenido o actualizaban los algoritmos del software para que pudiera reconocer perfiles conservadores basándose en el registro de palabras clave.

(Para activar los subtítulos en español tiene que presionar en ‘CC’ y a continuación en el engranaje a la derecha para seleccionar el idioma que desee para la traducción simultánea)

Entre ellos está Abhinav Vadrevu, un ex ingeniero de software de Twitter, que explica cómo funciona la “prohibición oculta”.

“Una estrategia es la prohibición oculta para tener el máximo control. La idea de una prohibición oculta es que se prohíbe a alguien pero no saben que se les ha prohibido, porque siguen publicando y nadie ve su contenido”.

Según un empleado actual de Twitter, el ingeniero de software Steven Pierre, el gigante de las redes sociales está en el proceso de militarizar la práctica de la censura a través de la automatización.

“Cada conversación va a ser calificada por una máquina y la máquina va a decir si es algo positivo o negativo”, dijo Pierre a un periodista encubierto el 8 de diciembre de 2017. “No se va a prohibir la mentalidad, va a prohibir una forma de hablar”.

Twitter también está en proceso de desarrollar un sistema de “clasificación” que Olinda Hassan, miembro del equipo de políticas de la empresa, llama “gente de mierda”.

“Sí. Eso es algo en lo que estamos trabajando -dijo Hassan al periodista de Veritas- estamos tratando de hacer que la gente de mierda no esté presente.”

¿Perseguirán a Olinda Hassan como persiguen a Donald Trump por decir “países de mierda”?

El periodismo de cámara oculta está dejan en evidencia las trampas del establishment

Que Twitter filtre a bots y trolls es una cosa. Que se trate de censurar el contenido conservador en la plataforma, otra.

Los mismos entrevistados admiten que la empresa está constituida en un 90-99 por ciento por personas ‘progres’.

En otras palabras, es totalmente subjetivo. Los usuarios conservadores de Twitter están a su merced.

Otro empleado de Twitter, el ingeniero de mensajes privados Pranay Singh explica cómo se diseñan los algoritmos de prohibición oculta.

“Sí buscas a Trump, o Estados Unidos, por ejemplo, tienes cinco mil palabras clave para describir a un ‘redneck’”, explica Singh. “Luego miras y analizas todos los mensajes, todas las imágenes, y luego buscas cosas que coincidan con esos conceptos”.

En el vídeo, Singh utiliza exactamente la palabra “redneck”. Este término es usado peyorativamente para referirse a los campesinos blancos del sur de Estados Unidos. Algo así como ‘nigger’ (negrata) pero para blancos. Muchas veces son presentados como incultos, poco evolucionados, limitados intelectualmente. Como animales salvajes de los que reírse, prácticamente.

Otra pregunta al aire: ¿se imaginan si en vez de ‘redneck’ dijeran ‘nigger’?

Este vídeo es la segunda parte de una serie que seguirá publicándose en las próximas semanas.

El periodismo de cámara oculta está haciendo mucho daño al establishment. Primero fue Planned Parenthood, ahora Twitter. ¿Quién será el siguiente?

También te puede interesar:

La censura reaparece en Twitter y pone en peligro los contenidos provida

Comentarios

Comentarios

Compartir
De Ciencias pero amante -y fiel- de las Letras. Licenciado en Periodismo y Comunicación Audiovisual, ambas por la Universidad CEU San Pablo de Madrid. Forjado en redacciones de papel, ha evolucionado al mundo digital pasando por TV. Devorador de libros, animal político y analista, cuando le dejan.