La canciller alemana, Angela Merkel, aseguró este martes que la propuesta presentada por Ankara de poner en marcha un programa para deportar a Turquía a todos los inmigrantes, incluidos los demandantes de asilo sirios, que lleguen a la UE a través de este país, es un «salto cualitativo» y un «avance» si es aplicada.

«El primer ministro turco (Ahmet Davutoglu) presentó ayer por la noche al primer ministro de Países Bajos, en nombre de la presidencia del Consejo, y a mí misma, una propuesta que considero un salto cualitativo si es aplicada», expresó en rueda de prensa.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

«Pensamos que es un enfoque satisfactorio, es algo a lo que damos la bienvenida pero necesitamos más tiempo, por ejemplo hasta el siguiente Consejo Europeo, para discutir los diferentes aspectos», añadió la canciller alemana, que sin embargo subrayó que los líderes aprueban las «piedras angulares» de una propuesta que deben negociar «lo antes posible», según recoge Europa Press.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea lograron un principio de acuerdo con Davutoglu para poner en marcha un programa para deportar a Turquía a «todos los inmigrantes», incluidos los demandantes de asilo sirios, que lleguen a la UE a través de este país, a cambio de que los estados miembro reubiquen a un número equivalente de refugiados asentados ya en Turquía.

Las dos partes, sin embargo, deberán «trabajar en los detalles» del acuerdo en los próximos días, con el objetivo de concretar su contenido de aquí a la próxima cumbre europea, prevista para los días 17 y 18 de este mes de marzo.

Merkel advirtió al término de la cumbre de que todos aquellos inmigrantes que lleguen «de manera ilegal» a Grecia «no serán parte del programa de reubicación», lo que limitará mucho sus posibilidades de recibir asilo en la UE.

«Turquía está intentando seriamente combatir la inmigración irregular»

Así, señaló que este «salto cualitativo» muestra que «Turquía está intentando seriamente combatir la inmigración irregular y también que la UE tiene que hacer frente a su parte de responsabilidad para hacer frente» a la crisis migratoria.

«Si queremos proteger nuestras fronteras, la cooperación con Turquía es necesaria. Es lo que reafirmamos hoy. La propuesta de Turquía es un salto cualitativo, ahora tenemos más herramientas para luchar contra la inmigración irregular y para combatir a las mafias», defendió.

Además, explicó que, con esta decisión, se da incentivos a la inmigración regular en lugar de a la inmigración irregular, a la vez que rompe con el «círculo vicioso» que supone intentar entrar en la UE en un barco ilegal.

Por otro lado, Merkel confirmó que Ankara necesitará 3.000 millones de euros adicionales para apoyar a los refugiados e insistió en que confía en encontrar un modo para alcanzar un acuerdo sobre esta cuestión tal y como se hizo en 2015.

Asimismo, indicó que la propuesta fue «individual» y «exclusiva» del lado turco, de forma que negó ser parte de su diseño. «El plan vino de Turquía», sentenció.

Comentarios

Comentarios