El pueblo de Cádiz acompaña a su patrona por las calles de la ciudad.

La Asociación Europa Laica, que hace años intentara sin éxito prohibir la celebración de las procesiones de Semana Santa, este año ha puesto en su punto de mira al alcalde podemita de Cádiz, José María González, ‘Kichi’, y a la decisión del Ayuntamiento de conceder la Medalla de Oro de la ciudad a su patrona, la Virgen del Rosario.

Así, ha presentado una demanda en el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 2 de Cádiz en la que alega es «irracional» ya que «en la virgen del Rosario no concurre la condición de persona física ni jurídica» y, por tanto, «no es sujeto de obligaciones, como tampoco pude serlo de derechos, ni siquiera honoríficos».

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Según prosigue la argumentación, de haberse otorgado la distinción a la congregación del convento de Santo Domingo, que fue quien instó el expediente de concesión del honor para conmemorar el 150 aniversario del nombramiento de la Virgen del Rosario como patrona de la ciudad, Europa Laica sostiene que «hubiese constituido una actuación contraria a los postulados de separación de lo civil y lo religioso», pero sería «jurídicamente inatacable».

«Una talla carece de libertad ambulatoria y tampoco tiene capacidad de aceptar o declinar la invitación que la corporación pudiera cursarle» alega Europa Laica

Por otro lado, Europa Laica asegura que el acuerdo municipal de la concesión de la medalla  «no es objetivo ni eficaz» y, además «provocará el efecto contrario al pretendido, desincentivando a las personas que realmente pudieran ser merecedoras de la distinción municipal por su comportamiento meritorio y que ven que no son tales méritos o circunstancias singulares lo que resulta recompensado».

Asimismo, señalan que la concesión de la medalla a la Virgen del Rosario no se ajusta al Reglamento de Honores y Distinciones de la ciudad d eCádiz, por cuanto éstos se otorgan «en atención a especiales merecimientos, cualidades y circunstancias singulares qu econcurran en las personas o entidades», categorías en las que la Virgen no encajaría según la demanda.

Acto de entrega de la medalla de Oro de Cádiz a su patrona, la Virgen del Rosario.
Acto de entrega de la medalla de Oro de Cádiz a su patrona, la Virgen del Rosario.

Europa Laica también argumenta que «una talla carece de libertad ambulatoria y tampoco tiene capacidad de aceptar o declinar la invitación que la corporación pudiera cursarle» a lo que añade para oponerse a la concesión del galardón que en el orden de precedencia protocolario del Estado no se contempla «referencia alguna a imágenes religiosas» lo que haría imposible en este caso su participación a los futuros actos de entrega de distinciones, según el Reglamento municipal.

Para apoyar sus tesis, Europa Laica aporta informes de un epidemiólogo y una diplomada en Ciencias del Mar con los que trata de contrarrestar lo descrito en los archivos del cabildo catedralicio referente a una epidemia de peste y una amenaza de tsunami acaecidos en la ciudad a lo largo del siglo XVIII, en la idea de desacreditar los «méritos» que pudieran atribuirsele a la Virgen en favor de Cádiz y sus gentes.

El presidente de Europa Laica, Antonio Gómez, sostiene que «en general los tribunales, hasta ahora, han venido respaldando este simbolismo católico institucional amparándose en justificaciones ideológicas más que de legalidad; no debemos olvidar que los tribunales están trufados y penetrados por el clericalismo«.

Gómez añade que «En el caso de Cádiz estamos convencidos que la demanda puede restituir la legalidad y racionalidad, anulando esta concesión que en ningún caso debería haberse producido por parte de un Ayuntamiento cuya composición debiera ser reflejo de aspiraciones más democráticas, laicas y republicanas”.

También te puede interesar:

Europa Laica critica que una pancarta de la Virgen cuelgue de un balcón municipal en Cádiz

Comentarios

Comentarios