EUROPA PRESS

El exedil del PP en Alegría Rodrigo Sanz ‘Joseba’ que se sumó a la lucha de los kurdos en contra de el Estado Islámico en Siria, relató que tanto él como cualquier combatiente «siempre» guardan alguna granada o una bala para que los terroristas no les «cojan vivos».

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

El Estado Islámico brinda 150.000 dólares por la cabeza de cualquier miembro de los ‘Leones de Rojava’ o de cualquier combatiente extranjero, según ha mencionado. Así añadía que «salir en un vídeo donde al final te degüellan es para ellos publicidad y más publicidad para que más asesinos vengan aquí a asesinar a más gente».

Sanz está integrado en la unidad Leones de Rojava, una organización formada por combatientes internacionales cuyo objetivo es frenar el avance del Estado Islámico en la región kurda de Siria. «Los tendremos en casa en caso de que no se les pare aquí», narró en una entrevista en la Cadena Cope recogida por Europa Press.

Joseba se unió a este conjunto de voluntarios internacionales gracias a un contacto norteamericano. Su llegada hasta Siria en junio no fue sencilla: tuvo que coger cuatro aviones y aterrizar en Iraq. Aunque también hay algún italiano y algún francés, desde allí atravesó la frontera hasta llegar al Kurdistán sirio y unirse al resto de la unidad: «Somos todos extranjeros, la mayoría estadounidenses».

Peleando junto a los kurdos

Joseba no tenía experiencia en el ejército más allá de la mili, aunque sí ha practicado disparo deportivo. Hasta la pasada legislatura ha sido además concejal del PP en Dulantzi. Su objetivo es acabar con Estado Islámico y frenar su avance. «Los tienes en casa, en caso de que no los pares aquí pronto», asegura, e insiste en la necesidad de acabar con Estado Islámico en su terreno: «No quiero que venga un terrorista a acabar con mi mujer o mi hija».

Los ‘Leones de Rojava’, según contó, reciben el apoyo logístico y armamentístico de las Unidades de Protección Popular , las fuerzas kurdas en Siria. Remarcó: «El PKK son los que están considerados terroristas, los YPG no están considerados terroristas, los YPG protegen a los pueblos y a las ciudades». Es más, precisó que Turquía ataca al PKK, pero no a los YPG.

Respecto a las acusaciones que recibe, Joseba lo tiene muy claro: «No somos mercenarios y no cobramos un duro por este trabajo. Lo dejamos todo para venir aquí«. Su labor, insiste, es totalmente voluntaria en la defensa de Kobane para acabar con ISIS.

Según ha dicho, él se dedica a «ayudar a la avanzadilla» y a la poblacion civil «para evitar que DAESH entre en los pueblos o en las casas», donde «entran a sangre y fuego, acaban con todo y matan a todo el mundo».

Recauda dinero para volver a España

No obstante, afirmó que no ha arriesgado su vida «tanto como se menciona» porque el Estado Islámico «sólo sabe poner coches bomba» y es «bastante cobarde» en el combate. En su opinión, para resolver la situación en Siria debería haber coaliciones internacionales y dejar de bombardear.

El exconcejal vasco expresó también su deseo de volver a España: «Yo quiero volver porque mi esposa no se encuentra bien», argumentó Joseba agregando que de lo contrario se quedaría en Siria. Además, agregaba que «vuelvo porque mi mujer me necesita sino me quedaría aquí ayudando a la gente«.

Comentarios

Comentarios