Activistas en el Parlamento de Extremadura tras la aprobación de la ley LGTBI.
Activistas en el Parlamento de Extremadura tras la aprobación de la ley LGTBI.

La Junta de Extremadura emitirá nuevas tarjetas sanitarias con el nombre y el género sentido para las personas transexuales que lo soliciten, al igual que ya ocurre en otras Comunidades Autónomas como Andalucía, Baleares, Aragón y Valencia gracias al acuerdo entre Podemos y PSOE y la abstención del PP.

La diputada socialista Catalina Paredes ha recordado que en todo caso «corresponde» al Gobierno central cambiar los datos del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) para que el reconocimiento del nombre y género sentido de personas transexuales sea «pleno» y coincida con el existente en el Servicio Extremeño de Salud (SES).

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Para este nuevo cambio no será necesaria una modificación previa de los datos inscritos en el Registro Civil, en el DNI o la aprobación de los juzgados y tribunales, en el caso de menores. La diputada de Podemos Jara Romero señala que así se daría cumplimiento a lo estipulado al respecto a la Ley extremeña de igualdad social de lesbianas, gais, bisexuales, transexuales, transgénero e intersexuales y de políticas públicas contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género.

El único partido que se ha posicionado en contra ha sido Ciudadanos aunque en su proyecto político para España apoya hormonar a menores

Romero ha defendido que cada persona «ame a quien quiera» y se sienta «como se sienta» en cuanto a su género y condición y ha lamentado que «en pleno 2018 se obligue a hacer análisis psiquiátricos a las personas transexuales», algo que a su juicio evidencia que «no» se acepta la «diversidad». La diputada omite que la transexualidad es reconocida por la Organización Mundial de la Salud como una “enfermedad mental” y que debe someterse al paciente a exámenes psiquiátricos para determinar su estado al igual que con cualquier otra.

La definición de “enfermedad” no es algo peyorativo ni discriminatorio pero los grupos progresistas la utilizan como arma política en aras de cumplir con sus intereses partidistas. «La diversidad es mucho más normal que el binarismo que nos es impuesto», ha subrayado la diputada de Podemos en una clara muestra de ideología de género.

El único partido que se ha posicionado en contra ha sido Ciudadanos aunque en su proyecto político para España apoya hormonar a menores. El partido de Albert Rivera no aplica la misma política para todo el territorio nacional.

También te puede interesar:

El Club de los Viernes: la ley LGTB de Extremadura es un «atentado» contra los derechos fundamentales

Comentarios

Comentarios