Europa Press

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha defendido la necesidad «de preservar la libre circulación como algo que pertenece al acervo comunitario» en el espacio Schengen pero ha defendido la necesidad de llevar a cabo controles «más intensos» en las fronteras exteriores de la Unión Europea como forma de garantizar la libre circulación.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

«España defiende el mantenimiento de la libre circulación y hacerlo compatible, como es lógico, con aquellos controles en las fronteras exteriores y las interiores que sean necesarios para garantizar la seguridad», ha explicado el ministro en declaraciones a la prensa a su llegada a la reunión con sus homólogos de la UE.

Fernández Día ha dejado claro que «cuanto más intensos» sean los controles en las fronteras exteriores de la Unión «mejor». «Porque cuanto más intensos sean los controles exteriores más garantizada estará la libertad de circulación interior. Por tanto, menos necesarios de alguna manera serán los controles en las fronteras interiores«, ha argumentado el ministro.

En todo caso, ha dejado claro que la posibilidad de extender los controles temporales en las fronteras internas de seis meses hasta un máximo de dos años, algo que debatirán este viernes los países, ya es una posibilidad prevista en el Código de Fronteras Schengen para situaciones «excepcionales». «No es ninguna novedad», ha recalcado.

«La novedad en lo que estamos discutiendo ahora es la revisión puntual del Código de Fronteras Schengen para introducir en las fronteras exteriores y en las fronteras interiores, además de los controles temporales de seis meses a dos años, los controles esporádicos, también ahora los controles sistemáticos, que están ahora establecidos para ciudadanos extracomunitarios y que, ahora, se introducirían también para ciudadanos comunitarios» y otros con derecho a la libre circulación como «familiares directos» de éstos, ha precisado.

Preguntado si España respalda la propuesta de la Presidencia luxembuguesa de la UE para «invitar» a la Comisión a presentar una propuesta para «uno o más Estados miembros decidan restablecer los controles fronterizos en todas o en partes específicas de sus fronteras interiores» hasta el periodo máximo permitido si se constata una deficiencia grave y persistente en el control de las fronteras exteriores, el ministro del Interior ha reconocido que «países como Francia están incidiendo de manera muy especial» en ello pero España se posicionará «en función de las informaciones que nos traslade la Comisión».  «En función de eso nos posicionaremos», ha insistido.

Eso sí, el ministro del Interior español ha respaldado que Frontex ayude a Grecia, que este jueves finalmente solicitó su ayuda, a controlar sus fronteras dado que para controlar los flujos migratorios se necesita «tener los controles necesarios».

«En la medida en que un Estado considera que debe recabar la ayuda de Frontex, me parece muy bien el que Frontex se la proporcione», ha dicho, al tiempo que ha asegurado que España se encuentre entre los Estados que «más funcionarios» especializados en el control de fronteras, ha puesto a disposición de Frontex «para que pudiera cumplir con esas labores precisamente». «Ya ofrecimos hace unas semanas hasta 50 funcionarios, tanto del Ministerio del Interior como de la Secretaria General de Migraciones», ha subrayado.

Comentarios

Comentarios