Papa Francisco
El Papa ha conseguido atraer a la Iglesia a muchos jovenes / EFE

Tras su vuelta de la Jornada Mundial de la Juventud de Cracovia el Papa Francisco ha hecho durante la tradicional Audiencia General un balance de este viaje que ha congregado a cientos de miles de jovenes católicos de todo el mundo en Polonia.

En su intervención el Papa ha tenido palabras muy emotivas sobre Polonia, un país que está en el punto de mira de la Unión Europea junto a Hungría por negarse a plegarse a los postulados de Bruselas y a la ideología de género.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

De este modo, Francisco ha asegurado que “Polonia hoy recuerda a toda Europa que no puede haber futuro para el continente sin sus valores fundacionales, los cuales tienen a su vez en el centro la visión cristiana del hombre”.

Recordando el anterior encuentro de jovenes que se produjo en Polonia poco después “de la cortina de hierro” y que fue presidido por san Juan Pablo II, el Papa ha afirmado que “en estos 25 años, Polonia ha cambiado, ha cambiado Europa y ha cambiado el mundo, y esta JMJ se ha convertido en un signo profético para Polonia, para Europa y para el mundo”.

Francisco: “También este viaje tenía el horizonte del mundo, un mundo llamado a responder el desafío de una guerra ‘a pedazos’ que la está amenazando»

En su alocución durante la audiencia ha añadido que “la nueva generación de jovenes, herederos y continuadores de la peregrinación iniciada por San Juan Pablo II, han dado la respuesta a los desafíos de hoy, han dado un signo de esperanza, y este signo se llama fraternidad. Porque, justamente en este mundo en guerra, se necesita fraternidad; se necesita cercanía, se necesita diálogo; se necesita amistad. Y este es el signo de la esperanza: cuando hay fraternidad”.

Francisco quiso recordar también una de las paradas que hizo durante su estancia en Polonia. “También este viaje tenía el horizonte del mundo, un mundo llamado a responder el desafío de una guerra ‘a pedazos’ que la está amenazando. Y aquí el gran silencio de la visita de Auschwitz-Birkenau ha sido más elocuente de cualquier palabra. En aquel silencio he escuchado, he sentido la presencia de todas las almas que han pasado por ahí; he sentido la compasión, la misericordia de Dios, que algunas almas santas también han sabido llevar a este abismo. En aquel gran silencio he orado por todas las víctimas de la violencia y de la guerra”.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Nacido en Madrid pero natural de Ocaña se licenció en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Sus primeras incursiones periodísticas las hizo en la prensa local y regional, hasta que llegó a la Agencia EFE. Poco después inició una nueva aventura en Libertad Digital, diario en el que aterrizó en 2008 y del que fue redactor jefe y responsable de la información religiosa. Es articulista habitual de Religión en Libertad y ha colaborado en otros medios escritos como Revista Misión o El Medio y audiovisuales como esRadio e IntereconomíaTV.