Francisco Serrano Castro (Madrid, 1965), fiscal en excedcencia, ejerció como juez desde el año 1990. Ocho años más tarde fue promovido a la categoría de Magistrado y destinado a un juzgado de Familia en Sevilla, la ciudad que le acogió desde los 11 años y ala que se siente vitalmente vinculado.

La modificación en un día y medio del turno de custodia de un menor para que pudiera acudir a una procesión con su abuelo en 2011 le colocó en el ojo del huracán y el centro de la diana de los grupos feministas en España. Fue condenado por prevaricación dolosa e inhabilitado durante dos años, pero el Tribunal Supremo aumentó la pena a 10, sumando una multa de más de 2.000 euros.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Señalado y vilipendidado, desarrolló su carrera profesional como abogado especializado en Derecho de Familia hasta que logró en 2016 que el Tribunal Constitucional anulase la sentencia del Supremo. En noviembre de 2017, Serrano consiguió reincorporarse a la carrera judicial como magistrado de un juzgado de Familia en Badalona (Cataluña), de donde pidió la excedencia voluntaria pasados unos meses. Quería retirarse de la función judicial después de recuperar su categoría de Magistrado, arrebatada de forma injusta.

Entre tanto, sus críticas a las leyes inspiradas por la ideología de género, muy en especial la Ley Integral de Medidas contra la Violencia de Género, le llevaron a sumarse en 2014 a Vox, donde como cabeza de lista a las elecciones andaluzas de 2015 no logró representación parlamentaria.

Sin embargo, desde diciembre de 2018, lidera el Grupo Parlamentario Vox en el Parlamento Andaluz, que obtuvo un resultado que rompió todos los pronósticos, con 12 representantes, necesarios para que se produjera el primer desalojo del PSOE del gobierno de la Junta de Andalucía.

El próximo sábado 19 de octubre de 2019 recoge el Premio HO en la categoría de ‘Política’, que, reconoce, «supone reconocer esa lucha que hasta ahora solo me ha dado disgustos y sinsabores».

¿Qué significa para usted el Premio HO 2019?

Significa un reconocimiento muy importante. Llevo ya más de 20 años intentando luchar contra las desigualdades en el ámbito de la familia. Siempre he defendido a los más débiles, empezando por las mujeres que sufren maltrato y violencia machista. Han tergiversado mi mensaje de forma malintencionada, porque suponía un ataque, un torpedo en la línea de flotación de todo lo que supone y entraña la ideología de género.

Además desde el pleno conocimiento de lo que supone esa perspectiva en contra de la moral y las propias leyes de la Naturaleza. Ese premio supone reconocer esa lucha que hasta ahora solo me ha dado disgustos y sinsabores en mi vida personal familiar y profesional.

¿Cómo vivió las primeras persecuciones de los grupos del género, que le llevaron a ser apartado de su carrera judicial, aunque después, afortunadamente, la justicia le dió la razón y fue rehabilitado?

Fue un gran drama personal, familiar y profesional. Tuve que reinventarme pese a que mi vocación siempre fue la de ser juez. La justicia solamente puede basarse en una judicatura independiente, objetiva e imparcial. En eso creía firmemente. Al ser perseguido por intentar ser justo, independiente, objetivo e imparcial, me di cuenta de la realidad distaba mucho de mis ideales.

¿Cómo vive el actual señalamiento por parte de los mismos grupos de presión, tan sólo por ejercer su trabajo de político en la Junta de Andalucía? 

Todo el que se aparte de la dictadura de lo políticamente correcto es señalado y perseguido, ya sea una asociación, un político, juez o periodista. Hay miedo a esa dictadura.

¿Está cada vez más implantado el ‘delito de opinión’ en España?

Eso depende de la opinión que se trate. Solo se persiguen opiniones que son contrarias a los planteamientos ideológicos imperantes, aunque éstos sean absurdos.

Una de las cuestiones que más le critican es su posición sobre la denominada ‘violencia de género’, aunque la mayoría de las veces, sólo mencionada en los medios con gran distorsión. ¿Cuál es la propuesta de su partido en Andalucía al respecto? 

La propuesta es por la verdadera igualdad y por la defensa de todas las personas que sufren violencia en el ámbito doméstico. La violencia de género está mal definida pues las personas tenemos sexo y la violencia no solo la sufren mujeres, sino también niños , ancianos, homosexuales, hombres… siempre  los que resultan más débiles en una relación.

Siempre he defendido a las mujeres que sufren y siguen sufriendo violencia machista, incluso agravando las penas a violadores y maltratadores, pero sin conculcar la presunción de inocencia y delimitando el maltrato machista a situaciones en las que el varón  ejerce un rol de dominio sobre la mujer y la discrimina y humilla por el hecho de ser mujer. 

«Espero que salgan a la luz todos los chiringuitos y negocios que realmente están detrás de la defensa de esa ideología de género»

Tras el cambio de gobierno, y las peticiones e indagaciones de Vox en Andalucía, en relación a las leyes del ‘género’, están saliendo a luz numerosas irregularidades, como que en los procesos de separación falta, muchas veces, la colegiación de quienes deberían ser profesionales de la psicología y no lo son y, sin embargo, trabajan en casos de separación y divorcio. ¿Qué es lo más grave de todo esto?

Pues lo más grave es que esos informes resultan cruciales para  que después los jueces dicten sentencias de las que depende la libertad, el futuro de muchas personas y la felicidad de muchos niños. Esos profesionales tiene que estar colegiados, tienen que tener una cualificación contrastada, y deben emitir sus informes conforme a criterios rigurosos y siempre conforme a una metodología científica. No se pueden basar en meras apreciaciones subjetivas y además en base a prejuicios de tipo ideológico.

¿Cuáles son o pueden estar siendo las fatales circunstancias y consecuencias que viven las familias de afectados por las leyes del ‘género’? 

Cuando nos demos cuenta del daño ocasionado, habremos causado un perjuicio irreparable y fatal a más de dos o tres generaciones de españoles. Como decía Santa Teresa, la verdad padece pero no perece, pero en este caso habrá padecido demasiado.

¿Por qué estos casos no son recogidos por los medios de comunicación generalistas?

Porque esos medios de comunicación están totalmente controlados y el servicio de la dictadura de género. Ya sea por desconocimiento, y sobre todo por interés y oportunismo, muchos periodistas se limitan a ser voceros de los planteamientos de la corrección  política.

¿Qué más irregularidades pueden salir pronto a la luz?

Espero que salgan a la luz todos los chiringuitos y negocios que realmente están detrás de la defensa de la ideología de género y que ponen como excusa para imponerse la defensa de la igualdad y de los derechos de la mujer. Hay muchos intereses creados. Muchas subvenciones y ayudas que no redundan en la defensa de las mujeres  que sufren violencia machista, sino que se gestionan por asociaciones, instituciones, fundaciones, etcétera que más que luchar contra el maltrato, viven y se autoalimentan de él.

¿La Junta de Andalucía se decidirá a tomar medidas al respecto? 

No creo, ya que los dos partidos que sustentan el actual gobierno de la Junta de Andalucía, Partido Popular y ciudadanos, están totalmente favor de todos los planteamientos que defiende la Ideología  de género.

¿Cuáles son los efectos más beneficiosos de que la custodia compartida fuera el régimen preferencial en caso de ruptura?

Los efectos más positivos son para los propios niños. Los hijos tienen derecho a tener un padre y una madre que les quieran. Tienen el derecho a una familia paterna y materna. Los derechos y las obligaciones que padres y madres tienen antes de la ruptura, se han de mantener también después que cesa la relación entre ellos. La custodia compartida debería ser el modelo preferente de corresponsabilidad parental.

Usted pidió una baja justo después de que discrepar con la dirección de Vox en la valoración sobre la sentencia de la ‘Manada de Pamplona’. ¿Cómo se encuentra en lo personal y lo político en estos momentos?

Estoy total y absolutamente recuperado tanto desde un aspecto personal, como desde el familiar y profesional. Muchas veces, conviene una retirada a tiempo a los cuarteles de invierno para recuperar fuerzas y volver con ánimo para seguir luchando. En mi caso, para seguir luchando desde la esfera política.

Comentarios

Comentarios