Montaje Puigdemont Junqueras y Anna Gabriel

Si la proclamación de una República catalana es peligrosa es para el futuro de España como Estado, para la convivencia democrática e incluso para la Monarquía (¿seguirá Felipe VI los pasos de su bisabuelo Alfonso XIII si se desmembra España?); no menos peligrosa puede ser para valores como la vida y la familia.

El guión de lo que piensan los “indepens” sobre vida y familia está escrito en el Estatut catalán (2006), aunque llevado ahora al extremo.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

En su articulado habla de “los distintos modelos de familia” e incluye “la perspectiva de género”.

Analizamos qué concepto tienen de esos valores los tres partidos golpistas que parecen empeñados en la desconexión y en la creación de un nuevo Estado: PDeCat (derecha, heredera de CiU), Esquerra Republicana (izquierda) y la Candidatura de Unidad Popular, CUP (antisistema).

PDdeCat, como CiU: la bolsa antes que la vida

Aborto free in Freedom for Catalonya.- El PDeCat (una CiU reciclada) es abiertamente abortista, ya que recoge el testigo de los Pujol y Artur Mas (que demostraron siempre mayor interés por la bolsa que por la vida). No aceptan siquiera la mini-reforma de Gallardón, es decir que prefieren quedarse con el aborto libre de facto de Zapatero (la ley Aído).

Incluso hubo quienes propugnaban el aborto como derecho (¿?). Fue el caso de Jordi Turrull, exportavoz de la antigua CiU y ahora escudero de Puigdemont, el mismo que califica de “espantoso” el discurso del Rey, Denunció el proyecto de Gallardón como “gran regresión” y dijo que había que promover una ley catalana que preserve el aborto como un derecho.

Eutanasia, ancianos y enfermos pueden respirar tranquilos ¿o no?.- CiU se ha opuesto en distintas ocasiones a despenalizar la eutanasia, frente a las pretensiones del PSOE. Pero ante la última propuesta de Podemos en el Congreso PDeCat se abstuvo, en lugar de oponerse.

El expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol, en una imagen de archivo/Fuente:EFE.

Pujol aprobó la primera ley en España que daba reconocimiento legal a las parejas del mismo sexo, siete años antes de la ley de Zapatero.

Pujol, pionero de la ideología de género.– No sólo no se oponen sino que es una vieja reivindicación de su ancestro ideológico (CiU). Fue Jordi Pujol quién aprobó  la primera ley en España que daba reconocimiento legal a las parejas del mismo sexo, en 1998, siete años antes de la ley de “gaymonio” del socialista Zapatero.

Proyecto impulsado, por cierto, por la consellera, Nuria de Gispert, de Unió Democràtica de Catalunya (UDC), el partido supuestamente cristianodemócrata que -en este caso- hace bueno el famoso chascarrillo (“cristiano de cintura para arriba y demócrata…etc”).

Vean si no, lo que dijo el líder de Unió, Durán Lleida: “Los que no están en el marco de la familia ideal que defiende Unió Democràtica también son hijos de Dios; por este motivo votamos a favor de la ley y lo volveríamos a hacer”.

ERC: El matrimonio homosexual en la Carta Magna

Quieren abolir la pena de muerte e imponer el aborto.- El partido de Oriol Junqueras no se corta en pedir la Luna y no sólo en materia política, con propuestas tan extravagantes como abolir el Ejército, reconfigurar una UE con naciones pero sin Estados, o legalizar el cannabis sino también en lo que ellos llaman salud reproductiva y sexual.

El portavoz de Esquerra Republicana en el Congreso de los Diputados, Joan Tardá
El portavoz de Esquerra Republicana en el Congreso de los Diputados, Joan Tardá

 Tardá pide la abolición del aborto de menores “la aberración de las aberraciones”

Piden el aborto libre y gratuito a partir de los 16 años. Eso sí el diputado Joan Tardá insta al Gobierno para que solicite la abolición de la pena de muerte en el mundo. Especialmente para los menores de edad, «la aberración de las aberraciones». ¿Y los bebés en el seno materno? ¿Eso no es aberración de aberraciones?

Un peligro para ancianos y enfermos .- Esquerra fue de las primeras formaciones en pedir la legalización de la eutanasia en 2004, adelantándose al PSOE que entonces lo consideró prematuro.

Si llega la República Catalana, la terminarán imponiendo.

Que el gaymonio sea un derecho constitucional.- No se conforman con el matrimonio homosexual, y el derecho de parejas gays y lesbianas a adoptar hijos, sino que pretende que sea reconocido como derecho fundamental en la Carta Magna.

Piden además libre acceso de las parejas lesbianas a las técnicas de reproducción asistida en la sanidad pública.

Y, por supuesto, endurecimiento de las leyes contra la homofobia, la lesbofobia, la bifobia y la transfobia, consensuada con el lobby LGTB.

CUP: Adiós a la familia, bienvenida la comuna feminista, gay y lésbica

Aborto.– Libre y gratuito.

Quiere despenalizar la eutanasia.- Votó en el Parlamento catalán a favor de  modificar el Código Penal para despenalizar la eutanasia y la ayuda al suicidio.

Propugna una alternativa contra la sociedad neoconservadora, integrista católica y transfóbica

Tribu en lugar de familia.- La CUP ofrece en su programa una sociedad feminista y de liberación lésbica, gay, transexual, bisexual e intersexual como alternativa a la “ofensiva neconservadora, integrista católica, homófoba y transfóbica” dice textualmente.

Anna Gabriel, con una de sus tradicionales camisetas repletas de ideología

Quien mejor sintetiza el modelo de familia que preconiza la CUP es su líder Anna Gabriel, cuando puso como ejemplo  otras culturas y «no individualizar la maternidad» e impulsar un modelo de sociedad en el que la «tribu» -y no los padres- sea la que eduque a los hijos- para eliminar «el sentimiento de pertenencia del hijo o hija a nivel biológico».

P.D. Análisis dedicado a los votantes catalanes, provida y profamilia, partidarios de la independencia; para que se formen una idea de lo que les espera si la República llega existir. Por si no se habían enterado de lo que los “indepes” piensan de la familia y la vida. Aunque el guión está escrito desde la CiU de Pujol, sin necesidad de esperar a que llegaran los radicales Anna Gabriel u Oriol Junqueras.

Comentarios

Comentarios