La candidata a la presidencia de los Estados Unidos por el partido Demócrata Hillary Clinton
La candidata a la presidencia de los Estados Unidos por el partido Demócrata Hillary Clinton / EFE

Desde que Julian Assange publicó miles de documentos secretos de EEUU en el portal Wikileaks su vida ha estado en constante peligro. De hecho, lleva años viviendo en la embajada de Ecuador en Londres para evitar que le extraditen a EEUU, donde sería juzgado por revelación de secretos y se enfrentaría a una posible condena a muerte.

Lo que no se sabía es que la actual candidata a la Casa Blanca por el partido Demócrata, Hillary Clinton, quiso intentar zanjar el problema Assange con un dron y una bala. Según ha publicado la propia web Wikileaks, ante la presión de Obama y la Casa Blanca para silenciar al creador de esta página web, la entonces secretaria de estado preguntó «¿y no podríamos mandar un dron a por este tío?».

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora
Transcripción de la supuesta respuesta de Clinton sobre Julian Assange
Transcripción de la supuesta respuesta de Clinton sobre Julian Assange

La propia Clinton ha declarado que «no recuerda haber bromeado sobre mandar un dron a Assange»

Se trata de un nuevo escándalo para el bando demócrata, que rápidamente ha salido a desmentir la noticia a través de su director de campaña. Pero el eco ha sido tan grande, al menos en EEUU, que la propia Clinton ha declarado que «no recuerda haber bromeado sobre mandar un dron a Assange».

Broma o no, que la propia Hillary Clinton responda a la acusación es un tanto para Assange y otro para Trump. Más si se tiene en cuenta que el debate principal de las elecciones hasta ahora se centraba en sí el candidato republicano ha pagado impuestos en los últimos 18 años o no.

El historial de escándalos de Clinton

No es la primera vez que acusan a Hillary Clinton de hacer de jueza frente a la vida de los demás. Según el portal CounterPunch, durante la presidencia de Bill Clinton el matrimonio más poderoso del planeta elaboró un informe para evitar «que los negros que viven en pobreza se reproduzcan». 

El asunto se focalizó en Haití, uno de los países más pobres del mundo, y buscaba promover el aborto, píldoras anticonceptivas, financiar grupos feministas, etc. Y no sólo eso, para asegurarse la colaboración de los más necesitados prometían ropa y comida a las mujeres que aceptasen. 

Otro de los escándalos que han sacudido a la candidata a la Casa Blanca ha sido su mal uso de información confidencial al utilizar un correo electrónico privado en vez del oficial, mucho más seguro. Han llegado incluso a acusarla de dar información vital a terroristas que propició el ataque a la embajada de Bengasi en las que murieron cuatro personas, entre ellas el embajador de EEUU en Libia.

A muchos no les gusta que la mayor multinacional abortista del mundo done millones de euros a Hillary mientras ella busca cómo financiar el aborto

En su historial figuran también varias polémicas con el aborto. Más allá de su apoyo incondicional a Planned Parenthood, a muchos no les gusta que la mayor multinacional abortista del mundo done millones de euros a Hillary mientras esta intenta cambiar la ley para que el gobierno financie los abortos. Lo que implica millones de euros para la propia Planned Parenthood.

Y para acabar, que no el último, la demócrata también se vio envuelta en un pequeño escándalo cuando en mitad de su batalla por la igualdad salarial entre hombres y mujeres, uno de los pilares de su campaña, se publicó que en su propia fundación los hombres cobraran hasta un 38% más que las mujeres y ostentaban puestos más altos.

Comentarios

Comentarios