¿Qué sería más difícil para el Rey, sancionar una Ley de Amnistía u oponerse?
¿Qué sería más difícil para el Rey, sancionar una Ley de Amnistía u oponerse?

La estrategia de Sánchez era un ganar-ganar. Si lograba el acuerdo con Junts, resucitaba el Frankestein. Si no lo lograba, ‘vendería’ a la opinión pública que no aceptó el chantaje que le exigían porque él es un patriota y no quiere ser presidente a cualquier precio. Y si cuela, cuela…

La estrategia del PP es exactamente la inversa. Intentar la investidura sabiendo que está destinada al fracaso. Tan está descontado el fracaso que el mismo PP ha convocado una manifestación para el 24 contra la pretendida amnistía. Es decir, dos días antes de su pretendida investidura se manifiestan sobre el acuerdo que permitiría la investidura de los adversarios. ¿Mande?

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Y si hay que repetir elecciones, me pilla con la incoherencia entre las manos y con la ‘guerra civil’ con Vox abierta en canal. Y sino, siempre estará Guardiola -o quizás López Miras- para garantizar el relato. Por si fuera poco, Aznar y Ayuso presionando la agenda de un Feijóo que es más ‘donTancredo’ que Rajoy, que se dice pronto…

La sensación de que se impondrá la ignominia -por acuerdo o por urnas- parece tan instalada que simula irreversible. Tanto como la victoria de Feijóo…

Ahora la duda es si habrá trámite de urnas o no. Primera estación: el Constitucional rechaza investigar el voto nulo que dio el último escaño al PP. De haber aceptado el recurso y de haber tenido razón el PSOE, habría rebajado el precio del acuerdo con Junts. Ya no haría falta su sí, sino que habría bastado con su abstención.

Pero habría sido quemar a Pumpido en un tema menor y con pocas posibilidades de éxito. La decisión no obedece a la independencia del ‘mancha-togas’ sino al cálculo del PSOE: no peleo la rebaja y órdago a la grande.

Segundo órdago: PSOE y ERC pactan que la amnistía antes de la investidura no será posible. Puigdemont exigía el pago por anticipado. O eso e independencia en la legislatura o elecciones. Ahora está por ver quien lleva cartas. Porque Junts sabe que si se vuelven a repartir cartas el resultado probablemente será peor. Y Sánchez puede vender que nos vamos a elecciones ante el inmovilismo del fugado.

Y por si fuera poco, la presión interna que es cada vez más grave. Eso sí, es probable que muchos -o todos- acaben como Page: ‘me repugna pactar con Junts, pero el resultado electoral me obliga a ello’.

Lo único que le animaría a ‘sostenella’ es la foto de Colón 2.0, que en todo caso tendrá. Y luego, la derivada del Rey cuya firma en la Ley de Amnistía sería más suicida que la no firma. ¿Enfrentarse al Rey es rentable?, ¿vale la pena este conflicto? Eso es lo que valora estos días de ausencia el ‘cambia-colchones’ que de tanta supuesta resiliencia va a terminar hundiendo hasta los corchos…

Comentarios

Comentarios