Pedro Romero, presidente provisional del partido Igualdad Real.
Pedro Romero, presidente provisional del partido Igualdad Real.

En el año 2016 se produjeron en España 96.824 divorcios y 4.353 separaciones. El 76,6% de los divorcios en 2016 fue de mutuo acuerdo, mientras que el 23,4% fueron contenciosos.

En aproximadamente la mitad de los casos de ruptura matrimonial hay hijos menores afectados, no sólo por el hecho del conflicto familiar, sino porque su vida cambia de forma radical a través de las decisiones que se toman sobre su custodia.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

En el 66,2% de los casos, la custodia de los menores quedó en manos de la madre y sólo en el 5% fue otorgada al padre. Las custodias compartidas, pese a que han aumentado en los últimos años, apenas superan el 28%.

La lucha por la custodia compartida de quienes se ven atrapados entre este panorama y la amenaza de la Ley Integral de Medidas contra la Violencia de Género, ha sido el caldo de cultivo de un número cada vez mayor de españoles que se han visto en la necesidad de organizarse para denunciar su situación.

Es el caso de Pedro Romero, que después de ocho años de intenso compromiso en la Asociación pro custodia compartida de Las Palmas, se ha lanzado, junto a otros, a fundar el Partido Igualdad Real, cuya Asamblea General Fundacional tendrá lugar el próximo 14 de abril en Salamanca.

Tal y como explica a Actuall Romero, que será nombrado previsiblemente presidente de la Junta Directiva, el Partido Igualdad Real apuesta de forma decidida en sus inicios por dos ejes de actuación: promover una ley de custodia compartida que establezca este modelo por defecto, y una revisión en profundidad de la legislación sobre la llamada ‘violencia de género’.

Custodia compartida: “La ley sigue siendo dispar: a la madre se le supone que es válida, pero al padre… vamos a ver el informe psicológico, dónde vive, lo que cobra o qué hace”

Sin perjuicio de que en la asamblea fundacional y en el trabajo posterior de los afiliados se hagan otras propuestas, sobre la primera cuestión el objetivo es acabar con un modelo legal que, en palabras de Romero, “es una herramienta en manos de la mujer, como un martillo en cuya cabeza están los niños”, porque “la ley sigue siendo dispar: a la madre se le supone que es válida, pero al padre… vamos a ver el informe psicológico, dónde vive, lo que cobra o qué hace.”

El aumento de las custodias compartidas en lso útlimos años “ha sido conseguido a sangre y fuego”, tal y como explica Romero, porque hasta hace unos años el informe del fiscal era preceptivo y determinante, de tal forma que la valoración del Ministerio Público pesaba más que el propio criterio de interpretación legal del juez.

Romero apuesta por que, salvo que se demuestre lo contrario, el régimen de custodia compartido se aplique por defecto. A su juicio, “cuando sucede una separación hay que hablar sobre cómo vamos a compartir el tiempo con los niños. Cómo vamos a seguir conviviendo. A partir de ahí, se acaban los litigios”.

Por supuesto, si hay maltrato por cualquiera de las partes o alguna circunstancia que no aconseje la custodia compartida “se va al tribunal, pero si no, no se debería”, explica. Así se colaboraría también en “desatascar los juzgados”.

Pedro Romero: “Mi discurso es que por encima de las derechas y las izquierdas están los derechos porque nuestro objetivo es lograr esa igualdad fundamental en los derechos”

Ley de Violencia de Género

Respecto a la Ley orgánica Integral de Medidas contra la Violencia de Género, Romero se muestra más realista, ya que necesita una mayoría reforzada para su derogación. En todo caso, sea por la vía de la derogación, la modificación parcial o la presentación d euna ley complementaria, el Partido Igualdad Real tiene claro que hay dos asuntos clave: la recuperar la presunción de inocencia, eliminando la inversión de la carga de la prueba y la conversión de los Juzgados de Violencia de Género en Juzgados de Protección de la Familia.

Asimismo, se propondrá que se aborden estudios sobre realidades aparentemente tangenciales a esta realidad, pero que están muy estrechamente relacionados, como el alto índice de suicido masculino y la violencia sobre la infancia.

La base, los derechos humanos

Más allá de estosd dos asuntos centrales, Igualdad Real aún está por conformar toda su identidad. Una vez constituido debe definir si será un partido sectorial al modo de Familia y Vida, PACMA o Equo o si entrará a considerar otros asuntos más transversales en sus propuestas a la ciudadanía, como VOX.

Romero es partidario de que sea algo intermedio: “Mi discurso es que por encima de las derechas y las izquierdas están los derechos porque nuestro objetivo es lograr esa igualdad fundamental en los derechos”, expone a Actuall en conversación telefónica.

No en vano, el partido se presenta en su web alegando que “resulta anacrónico que en pleno siglo XXI, en un país que se dice democrático, y en el seno de la propia Unión Europea, deba surgir un partido que nos recuerde que debemos recuperar lo básico: los derechos humanos fundamentales”.

Uno de ellos, básico, el derecho a la igualdad cuya ‘salud’ legal y social, analizan así en el partido: “Hoy por hoy, bajo una bandera falsa que lleva el nombre de igualdad, en España se están llevando a cabo duras políticas discriminatorias contra el hombre y contra las relaciones familiares. Bajo el nombre de la igualdad se ha conseguido dividir a la sociedad en dos categorías cada vez más enfrentadas: hombres y mujeres“.

Lo llegue a ser Igualdad Real está por ver. Pero de lo que no cabe duda es de que todo empezará los próximos 14 y 15 de abril en el Hotel Horus de Salamanca. En esta reunión, salvo la votación formal de cargos orgánicos y la revisión de cuentas, reservada a los afiliados, el resto del programa está abierto a cuantos quieran sumarse, bien de  forma presencial, bien a través de las transmisiones que se realizarán en el perfil del partido alojado en Facebook.

 

Comentarios

Comentarios

Compartir
Nicolás de Cárdenas fue inoculado por el virus del periodismo de día, en el colegio, donde cada mañana leía en su puerta que “la verdad os hará libres”. Y de noche, devorando los tebeos de Tintín. Ha arribado en su periplo profesional a puertos periodísticos de papel, internet, televisión así como a asociaciones cívicas. Aspira a morir diciendo: "He combatido bien mi combate, he corrido hasta la meta, he mantenido la fe".