Inauguración con el ministro Zoltan Balog y el arzobispo Bashar Warda / Peter Heltai.
Inauguración con el ministro Zoltan Balog y el arzobispo Bashar Warda / Peter Heltai.

La escuela “Mariam Mana» se inauguró el 5 de marzo en la ciudad de Erbil (Irak). En la ceremonia estuvieron presentes el ministro húngaro de Capacidades Humanas, Zoltan Balog; el ministro kurdo iraquí de Educación, Pishtiwan Sadiq; y el Arzobispo Caldeo de Erbil, Mons. Bashar Warda.

Según informó AP, la construcción de la escuela costó 1,4 millones de dólares, de los cuales la mitad fue financiada por el Gobierno de Hungría. La administración del centro educativo está a cargo de la Iglesia Católica Caldea, con el apoyo del Gobierno Regional del Kurdistán, y las clases se impartirán en inglés para niños cristianos y musulmanes.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Balog explicó que en el colegio estudian “cientos de niños de familias refugiadas que aún no han podido regresar a sus hogares, y otros son de la región y de Erbil”.

También afirmó que el Gobierno húngaro respaldó esta iniciativa porque “pensamos que es importante apoyar a la gente en sus países de origen y en ese sentido la educación es muy importante”.

Respecto al tema los refugiados que huyeron de Irak a causa de la guerra, indicó que “nosotros seguimos el principio de que no debemos traer problemas a Europa, especialmente a Hungría, sino ayudar donde está el origen del problema, y la mejor forma de hacerlo es con la educación y la vivienda. Es por eso que también estamos apoyando en la reconstrucción de una aldea”.

El Gobierno de Hungría también ha financiado la reconstrucción de la aldea Teleskuf, ubicada en la Llanura de Nínive

Por su parte, monseñor Warda dijo a AP que la construcción de la escuela demuestra que los cristianos iraquíes “seguimos aquí, nos quedaremos y no permaneceremos como invitados en nuestra comunidad, sino que seremos más efectivos en cierto modo, ya que llevaremos el mensaje educativo, la misión educativa en nuestro país”.

La escuela Mariam Mana es otro signo de esperanza y otro compromiso de nosotros. Esta es nuestra respuesta a la violencia perpetrada por el Estado Islámico (ISIS) y a la persecución”.

El Gobierno de Hungría también ha financiado la reconstrucción de la aldea Teleskuf, ubicada en la Llanura de Nínive y que estuvo ocupada por el ISIS durante dos años y medio.

Actualmente la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) también desarrolla proyectos de reconstrucción de casas e iglesias que fueron destruidas por los terroristas, para así motivar a los cristianos refugiados a regresar a sus hogares.

* Este artículo ha sido publicado originalmente en ACI Prensa.

También te puede interesar: 

Viktor Orbán: «La Cristiandad es la última esperanza» ante el aumento de refugiados islámicos

Comentarios

Comentarios