Norbert Hofer
Norbert Hofer, candidato del Partido de la Libertad a la Presidencia de Austria. (Fotografía: Christian Bruna / EPA)

El Tribunal Constitucional ha ordenado este viernes la repetición de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales celebradas el 22 de mayo en Austria, en las que se impuso por un estrecho margen el candidato ecologista Alexander van der Bellen, ha informado la prensa austriaca.

El Alto Tribunal ha tomado esta decisión en respuesta al recurso sobre los resultados electorales presentado por el Partido de la Libertad (FPÖ), cuyo candidato, Norbert Hofer, quedó en segunda posición en los comicios tras el recuento del voto por correo.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

«Las elecciones son la base de nuestra democracia», ha afirmado el presidente del Constitucional, Gerhart Holzinger, en la comparecencia para informar sobre la decisión judicial. Holzinger ha subrayado que la corte tiene como «deber primario» la defensa de la democracia y el Estado de derecho.

«La decisión que ahora voy a anunciar no deja ningún perdedor y un solo ganador», ha asegurado el magistrado, antes de incidir en que quien gana este viernes es la «confianza» en el Estado de derecho y la fortaleza de la democracia en Austria.

La Comisión Europea guarda silencio

Holzinger ha justificado la decisión del Constitucional de anular la segunda vuelta de las presidenciales por las «irregularidades» detectadas en el recuento del voto por correo en catorce distritos del país, en los que las papeletas se habrían contabilizado antes de lo previsto.

El voto por correo fue el que finalmente declinó la balanza a favor del candidato ecologista a la Presidencia, Alexander van der Bellen, y en contra del Norbert Hofer, el hasta entonces candidato más votado y representante del partido FPÖ.

Holzinger ha dicho que el Tribunal Constitucional cree que hubo «irregularidades» en el recuento del voto por correo aunque no se haya llegado a encontrar pruebas de manipulación de los resultados.

La Presidencia de Austria es una institución más simbólica que política, pero las últimas elecciones han puesto sobre la mesa un nuevo escenario político. Desde la Comisión Europea, no han querido pronunciarse sobre la decisión del Constitucional de Austria. «No tenemos comentarios. Esto es una decisión de un Tribunal Constitucional de uno de nuestros Estados miembro», ha explicado el portavoz principal adjunto del Ejecutivo comunitario, Alexander Winterstein, en rueda de prensa.

Comentarios

Comentarios