Irene Montero, en la manifestación feminista del 8 de marzo de 2020.
Irene Montero, en la manifestación feminista del 8 de marzo de 2020.

La ministra de Igualdad reconocía a penas 24 horas después de la manifestación feminista realizada el pasado 8 de marzo tuvo menos afluencia de público debido al coronavirus y que pese a eso, muchos de los participantes hicieron caso omiso de cualquier medida de seguridad como mantener distancia o no besarse y darse la mano. Hasta el punto de ironizar con el cierre de su ministerio debido a ola cantidad de gente que la besó.

No en vano, Irene Montero fue contagiada por el coronavirus y pasó la COVID-19, al igual que otros miembros del Consejo de Ministros como Carmen Calvo.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Estas declaraciones se encuentran en un vídeo que recoge los momentos previos a una entrevista en la televisión pública vasca en los que la ministra departe con la periodista de la ETB. Dichas imágenes en bruto, sin editar, fueron distribuidas al resto de cadenas de la Federación de Organismos o Entidades de Radio y Televisión Autonómicos (Forta) y han sido publicada ahora por ABC.

Estas imágenes dejan al descubierto varios datos de relevancia:

  • El Gobierno conocía el peligro de las manifestaciones como foco de contagio.
  • El Gobierno conocía que otros países ya estaban tomando medias «superdrásticas».
  • ElGobierno conocía que pese a ello, «la capacidad real de control que están teniendo es muy limitada»
  • Irene Montero reconoce haberse puesto en peligro al acudir a la manifestación y al resto de personas a las que convocaron desde el gobierno.
  • Irene Montero ocultó deliberadamente que el coronavirus había sido causa de la bajada de participación.

Este es el diálogo completo:

– Periodista: Bueno, ¿qué tal ayer?
– Irene Montero: En el 8 muy bien, muy bien. Yo salí contenta porque… mogollón de peña
– Volcada. Y muy diferente que es lo mejor, lo más guay.
– I. M. : Como, no sé, sí, o sea, con mucha conciencia de… O sea, como que es un movimiento fuerte, tía.
– Sí, y creo que ya está consolidado y que la gente ya, no sé…
– I. M. : Y con mucho empuje para.. como con mucha claridad de «esto es lo que queremos y por aquí vamos».
– ¿A qué crees que se debe la bajada de cifras?
– I. M. : Pues tía, creo que al coronavirus. O sea, no lo voy a decir, porque no lo voy a decir
– No, porque te van a sacar…
– I. M. : No, pues porque, tía, quiero ser muy prudente, porque creo que la comunicación que se estaba haciendo como Gobierno es buena comunicación, muy basada en datos médicos. Claro, como siempre, priorizar la salud pública, no tomar decisiones por el sentimiento este de pánico un poco generalizado que ya hay. Porque incluso hay países europeos que ya están tomando medidas drásticas. La capacidad real de control que están teniendo es muy limitada, tomando medidas súperdrásticas.
– Superdrásticas
– I. M. : Pero, en verdad creo que sí, que la cosa de si tienes síntomas no te muevas mucho… Bueno, es que al final, hablando así [gesticula como significando de cerca]
– Claro y es un sitio donde al final tienes una distancia muy corta, la gente además se abraza, lo celebra…
– I. M. : Es que esto es ya el cierre del Ministerio, porque la gente todo el rato «un beso, ministra», «¿te puedo dar un beso?», «bueno, dicen que el coronavirus, pero da igual, muac, muac».
– Ya…
– I. M. : Y con la niña… «hola bonita, ¿cómo estás?» Y es como la mano no… justo la mano no…

También te puede interesar:

Comentarios

Comentarios