EFE.

El mayoritario Partido Democrático Unionista (DUP) ha bloqueado este lunes una propuesta para estudiar la legalización de los matrimonios entre parejas del mismo sexo en Irlanda del Norte, a pesar de que la mayoría de la Asamblea autónoma votó a favor.
Esta es la quinta ocasión en la que el Parlamento de Belfast se pronuncia sobre esta cuestión, si bien en las anteriores la moción fue rechazada por la mayoría de los diputados regionales.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

En la votación de este lunes, 52 parlamentarios se han manifestado en contra y 53 lo han hecho a favor de la propuesta planteada por el Sinn Féin, antiguo brazo político del IRA, y el Partido Socialdemócrata y Laborista (SDLP), primera y segunda fuerza católico-nacionalista, respectivamente, en la provincia británica.

La mayoría de las negativas provinieron del DUP y del Partido Unionista del Ulster (UUP), ambas formaciones protestantes partidarias de la permanencia de Irlanda del Norte en el Reino Unido.

Necesidad de apoyo mayoritario 

La petición del Sinn Féin y el SDLP no ha prosperado porque el DUP recurrió a un mecanismo introducido tras la firma del acuerdo de paz del Viernes Santo de 1998, por el que ciertas propuestas requieren el apoyo mayoritario de las dos comunidades históricamente enfrentadas en la provincia y no es suficiente con una mayoría simple del Parlamento.

La última votación sobre este asunto se celebró en abril de 2014, cuando de los 108 miembros que componen el legislativo de Belfast se expresaron 94 y, de ellos, 43 lo hicieron a favor de la propuesta presentada entonces por el Sinn Féin en solitario.

La formación nacionalista y el SDLP confiaban en que hoy el resultado fuera diferente, después de que el Parlamento de Londres aprobase en 2013 una legislación al respecto y la mayoría del electorado de la República de Irlanda diese su visto bueno a los matrimonios gais en un referéndum celebrado este año. Además, según el Sinn Féin, las últimas encuestas en Irlanda del Norte apuntan a que casi un 70 por ciento de su ciudadanía está a favor de un cambio en la legislación vigente.

Sin legislación

La ley que autoriza los matrimonios entre parejas del mismo sexo entró en vigor en 2014 en Inglaterra, Gales y Escocia, mientras que la Asamblea norirlandesa aún no ha legislado al respecto.

En consecuencia, la provincia autónoma se rige desde 2005 por la ley de uniones civiles del Reino Unido, que permite los enlaces entre personas del mismo sexo, pero no las califica de “matrimonios”, por lo que carecen de algunos derechos, como por ejemplo el derecho de adopción.

Comentarios

Comentarios